Consideran primordial limitar la velocidad a 30 por hora

N.G.
-

El edil de Movilidad, José González, no se atrevió a dar una fecha, pero dijo que enviarán a los grupos políticos el borrador de la ordenanza para posibles alegaciones

Un agente de la Policía Local vigila la velocidad con un radar en una calle de la capital. - Foto: P.L.

Reducir la velocidad de circulación a 30 kilómetros por hora en todo el casco urbano es una medida de la que hemos oído hablar en la ciudad en varias ocasiones y parece que ahora está más cerca de ponerse en marcha. El Ayuntamiento de la capital trabaja en la modificación de la ordenanza municipal de circulación y, aunque hay muchos aspectos que renovar, ha decidido dar prioridad a la limitación de la velocidad. Así lo manifestó el concejal de Movilidad, José González, que detalló que ya han mantenido varias reuniones con la Dirección General de Tráfico (DGT) y con la Policía Local, siendo el siguiente paso enviar el borrador de la ordenanza a los grupos políticos municipales para que presenten las alegaciones que consideren oportunas.
En lugar de abordar la reforma integral de la ordenanza municipal de circulación, como se había planteado en el anterior mandato, el Consistorio se centrará en modificar la norma para establecer la limitación de 30 kilómetros por hora en el casco urbano lo antes posible.
José González no se atrevió a dar una fecha para la entrada en vigor de esta medida, pero subrayó que es necesaria para atenuar el nivel de accidentes en el casco urbano y afirmó que apuestan por medidas que lleven a la pacificación del tráfico y al uso de otros medios de transporte diferentes al vehículo particular. 
Recordó que existen varios tipos de vías en la ciudad. Con la limitación de la velocidad, todas las calles en las que se puede circular a 40 kilómetros por hora pasarán a ser de 30, mientras que en vías de dos carriles por sentido de circulación (avenida de la Mancha, Circunvalación, carretera de Murcia, etc) pasarán de 50 a 40 kilómetros por hora. Asimismo, declaró que también se reducirá la velocidad en los accesos a la ciudad, que ahora mismo está en 80 kilómetros por hora, pero están estudiando qué velocidad es la más adecuada. Estos cambios no afectarán a las calles que ya tienen un límite de velocidad de 30 kilómetros por hora o, incluso, de 20 por hora, como es el caso de las de rasante única y residenciales.

 

(Más información en edición impresa)