IU y sindicatos, contra Molina al marginar a foráneos en OPE

LT
-
Crespo aseguró que «absolutamente nadie» puede limitar el acceso a una OPE. / d.p. - Foto: David Pérez

Crespo (IU) no acepta priorizar en empleos públicos a empadronados de la región, como plantea el presidenciable de su coalición. Podemos matiza que sólo les dará más puntos en una OPE, sin excluir a gente de fuera. CCOO y STAS cargan contra la idea

El candidato de Unidas Podemos a la Presidencia de la Junta, José García Molina, se ha metido un lío con  una de sus últimas propuestas. Se trata de su sugerencia de que las Ofertas Públicas de Empleo (OPE) prioricen a los empadronados en  la región a costa de ciudadanos de otras partes de España dispuestos a optar a estos puestos. Su socio de coalición y cabeza de lista por Ciudad Real, Juan Ramón Crespo (IU), se ha desvinculado de esta iniciativa, mientras los sindicatos CCOO y STAS han cargado duramente contra el presidenciable morado.
Según afirmó en una comparecencia ante la prensa, Molina defendió que «cuando nosotros proponemos, en empleo, que haya una prioridad para que la gente de Castilla-La Mancha acceda a los puestos, a las ofertas públicas de empleo, sobre otra gente, es porque no podemos seguir permitiendo que en Castilla-La Mancha nuestros jóvenes y nuestra gente se vaya».
El jefe de filas de Unidas Podemos continuó diciendo que «hay que hacer ofertas de empleo regulares, por supuesto, pero hay que hacer que en estas ofertas sea la gente que está empadronada en Castilla-La Mancha, que ha estudiado y que trabaja en Castilla-La Mancha, tenga prioridad de acceso».
Tras conocerse estas declaraciones Crespo, coordinador regional de IU, emitía una nota para desvincularse de la propuesta del líder de Podemos. «Toda persona por el simple hecho de serlo tiene derecho al acceso a un puesto de trabajo» y  «por supuesto aun menos se puede limitar a nadie el derecho de acceso al empleo público», como consagran la Constitución y otras leyes.
Podemos matizó las afirmaciones de Molina en otra nota. La formación aseguró que «proponemos introducir en el baremo   (de una OPE) la  residencia  en  la región  como  puntuable,  no  como excluyente». Y señaló que esto se haría «dentro de los límites de cualquier proceso de selección ajustados a derecho».


«Inconstitucional» para CCOO, «xenófoba» para STAS.

Desde CCCO, se remarcaba en un comunicado el carácter «inconstitucional» de la idea  de Molina. «No se debe engatusar y confundir a miles de personas que se presentan a las Ofertas de Empleo Público proponiendo una medida que es imposible de llevar a cabo», resaltaba el sindicato.
Por su parte, el sindicato STAS tachaba la propuesta de Molina directamente de «xenófoba». En otro comunicado, esta central veía «más que evidente que la propuesta de García Molina no deja de ser una ocurrencia electoral cargada de demagogia, apelando a los sentimientos más elementales de la ciudadanía castellano manchega, sin ningún rigor jurídico». También afirmó que una propuesta así afectaría a Molina, quien siendo oriundo de Cataluña ganó una plaza de docente en la UCLM.