La fraternidad infantil llega a Benín

Ana Martínez
-

Una educadora de Mensajeros de la Paz en Albacete viaja al país africano para repartir el material escolar, peluches y ropa que donaron numerosos centros educativos de la provincia

Numerosos colegios, como el de la imagen, han participado en la campaña de recogida de material escolar, juguetes y ropa de Mensajeros de la Paz. - Foto: M.C.G.

Es uno de los países más pobres de África y Mensajeros de la Paz, a través de su Fundación, forma parte de su sociedad civil y, más concretamente, de la Red de las Estructuras de Protección de Niños y Niñas en Situaciones Difíciles. Dedicada principalmente a la protección y el cuidado integral de la infancia, uno de los proyectos más significativos que Mensajeros por la Paz desarrolla allí es Magia por aquí, magia por Benín, que además de espectáculos de magia para recaudar fondos, incluye un viaje a diferentes localidades para repartir material escolar, juguetes y ropa y calzado que, previamente, se ha recogido en España.
Y ahí se lanzó Mayte Castañeda González, educadora de los pisos tutelados que Mensajeros por la Paz tiene en Albacete y, desde el año pasado, directora del hogar tres. Conocía este viaje de cooperación que cada verano convoca la Fundación Mensajeros por la Paz en Benín y estaba deseando participar. Ahora le ha llegado la oportunidad, no sin antes organizar bien la recogida del material necesario para paliar las necesidades de los niños benineses.
Durante la pasada primavera, Mayte se puso en contacto con numerosos centros educativos para dar a conocer la campaña de recogida de material escolar, ropa y calzado y juguetes para los niños y niñas de Benín. Gracias también a la implicación de varias asociaciones de madres y padres de alumnos, participaron en la donación centros como el Centro Rural Agrupado de La Manchuela, que atiende a las comunidades educativas de Abengibre, Alborea y Casas de Ves, el colegio público San Agustín de Casas Ibáñez y la Academia Cedes, así como Cáritas parroquial de Santa Teresa de Albacete, a los que se suma un buen puñado de personas que han participado en la campaña a título individual.
En total, Mayte Castañeda ha logrado reunir en su propio domicilio 26 bultos que ha tenido que mandar a Madrid, desde donde partió ayer rumbo a Benín, país que recorrerá en un autobús para repartir todos los donativos recogidos en Albacete por los distintos centros de acogida de la infancia que dirige la Fundación Mensajeros de la Paz en este territorio del oeste de África. 

(Más información en edición impresa)