La ronda sur cambia de trazado por las inundaciones

MARCELO ORTEGA
-

Corregir los errores del proyecto inicial de la futura circunvalación implica construir una balsa de laminación de unas 45 hectáreas en terreno de la Dehesa de los Llanos

La ronda sur cambia de trazado por las inundaciones - Foto: José Miguel Esparcia

El Ministerio de Fomento actúa para que el problema de las avenidas de agua en el barrio de Medicina no se repita en el futuro en el sur de la ciudad, la zona aledaña al Parque Aeronáutico y Logístico donde desde 2017 se construye la llamada Circunvalación Sur de Albacete, una ronda de 11 kilómetros que son parte de la autovía A-32, y que conectarán este acceso con la autovía A-30. 
Con las obras en marcha -en diciembre se cumplen cuatro años de la adjudicación del contrato-, Fomento va a expropiar ahora 462.000 metros cuadrados más para modificar el trazado de la ronda, y entre otras cosas corregir las inundaciones que la autovía iba a causar en el Parque Aeronáutico y también en la propia calzada. La mayoría del nuevo terreno a expropiar por el Estado, el 99%, pertenece a la finca de la Dehesa de Los Llanos. 
A finales de octubre fuentes del Ministerio de Fomento habían informado a este diario de la evolución de las obras, sin dar un plazo de finalización, pero sí con algunos detalles del estado de los trabajos. Sin embargo, desde Fomento no se informó para nada sobre esta modificación de trazado, aunque es cierto que el proyecto de modificado se ha terminado de redactar este mes de octubre, y es ahora un documento público que puede consultarse. La propuesta para hacer modificaciones al trazado lleva fecha de mayo de 2018.
Explica el proyecto modificado que  el planteamiento inicial era francamente mejorable. Se relata que fue «una vez iniciadas las obras» cuando «se tuvo conocimiento de problemas de inundabilidad en amplias zonas del entorno de la traza de la autovía que, dado lo específico y extraordinario de los mismos motivado por el carácter llano y endorreico de la zona, no habían sido tenidas en cuenta en el estudio y definición del drenaje realizado durante el proyecto de construcción». Se hizo entonces un nuevo estudio de inundabilidad y una simulación de caudales y sobreelevaciones de la zona, «para comprobar tanto la situación actual como la situación futura», una vez estuviera construida la circunvalación. La conclusión es que «la presencia de la nueva A-32 Circunvalación Sur de Albacete altera significativamente la hidrodinámica de la zona», especialmente en el enlace con la actual N-322 y en el kilómetro ocho. De hacerse la autovía conforme se proyectó, habría entrada «directa» de caudales en el Parque Aeronáutico y Logístico de Albacete, con «aumentos de calados de inundación de hasta un metro mayores que la situación actual antes de las obras». El embalsamiento que se produciría aguas arriba de la A-32 provocaba «además de la inundación del parque logístico, que una parte de la avenida de la rama norte se propague por la margen derecha de la autovía hacia el inicio del tramo, lo que provoca una considerable inundación en el enlace 2», es decir, el que dará acceso y salida a la carretera de Peñas.

Más información en edición impresa