Los administradores de fincas mueven ficha ante las palomas

MARCELO ORTEGA
-
Los administradores de fincas mueven ficha ante las palomas - Foto: Rubén Serrallé

Los profesionales de las comunidades de vecinos piden una reunión urgente al Ayuntamiento para exponer el problema

Los problemas provocados por la superpoblación de palomas en la capital han llevado al Colegio de Administradores de Fincas a tomar cartas en el asunto. Son muchas las comunidades de vecinos del casco urbano que tienen que afrontar gastos extraordinarios de limpieza debido a la presencia de los pájaros en tejados, terrazas y cubiertas, una realidad que no es nueva, pero que la entidad colegial quiere tratar cara a cara con los responsables municipales en una reunión monográfica. A la vez, el Colegio se ha hecho eco de casos puntuales donde la presencia de las palomas y sus excrementos podría estar vinculada con problemas de salud de algunos vecinos, y es por eso que el mismo Colegio ha encargado un informe a profesionales veterinarios, aunque a la espera de os resultados hacen una llamada a la calma y tratan el problema con prudencia. Llanos Játiva, presidenta del Colegio de Administradores de Fincas de Albacete y Cuenca, comentaba el estado de la cuestión y subrayaba que tienen pendiente esa reunión con el Ayuntamiento: «El problema de los edificios es grave, hay un deterioro que está claro y que tiene que ver con las palomas y con los palominos, lo vemos día a día los administradores y sabemos el gasto que genera a las comunidades para evitar que haya atascos en las bajantes». 
Llanos Játiva indicó que «es algo evidente, cuando vas paseando se ve que la suciedad que dejan es un problema, y en los edificios pues hay que limpiar más a menudo; depende de la zona, pero hay sitios donde esas actuaciones de limpieza se tienen que hacer cada tres meses, en otros sitios cada seis meses, es una limpieza más constante que hay que hacer».
TAMBIÉN OTRAS SOLUCIONES. Las comunidades de vecinos también pagan por adoptar otras decisiones que permitan aminorar los efectos negativos de la presencia de palomas. Los administradores de fincas conocen soluciones técnicas que pasan por «a veces poner mallas antipalomas, cerramientos en las chimeneas para evitar que se cuelen dentro porque a veces se cuelan, anidan, mueren dentro y hay olores... También está el problema del ruido, que es una molestia, en general, para los vecinos son muchos problemas, y consideramos que es un problema grave», explicaba la presidenta del Colegio de Administradores. Es en base a este incremento de la problemática percibido por los profesionales de las comunidades de vecinos en Albacete que pidieron «una reunión lo más pronto posible al Ayuntamiento, para exponer la situación», y a la vez se ha solicitado ese informe veterinario «porque nos ha llegado algún caso de personas con problemas respiratorios a los que el médico que les trata ha preguntado si estaban en contacto con población de palomas». 
El Colegio de Administradores quiere esperar a tener datos concretos sobre este vínculo entre la presencia de palomas y el deterioro de la salud antes de dar nuevos pasos en esta dirección, pero los técnicos municipales del Ayuntamiento dicen en el contrato que incluye el futuro programa de control de palomas y estorninos que se trata de un fenómeno con un evidente  «perjuicio para la salud», aparte de los daños materiales que genera.

Más información en edición impresa