La Feria también da votos

M.O
-
La Feria también da votos - Foto: Rubén Serrallé

La cita de septiembre ocupa también los programas electorales de las principales candidaturas al Ayuntamiento, con asuntos por mejorar, como la Cabalgata o el uso del Recinto todo el año

La Feria de la ciudad ocupa menos del tres por ciento de los días del año, pero cualquier aspirante a tener algo que ver en el gobierno municipal sabe lo importante que es conseguir que la Feria guste a la mayoría y cause los menos problemas posibles. Hay además muchas controversias a las que la gestión política tiene pendiente dar respuesta, por ejemplo, el debate sobre si es pertinente un cambio de fechas, pero también asuntos como la extensa duración de la Cabalgata de Apertura o la autorización del botellón en determinados espacios durante ciertos días. Los programas electorales de las principales candidaturas abordan la Feria y su papel como elemento dinamizador de la vida económica y cultural de la ciudad. 
El Partido Popular que ahora gobierna la ciudad y lo ha hecho los últimos ocho años alude a la Feria en varias de las 150 medidas de su programa, aunque con poca concreción. Se refiere a «contar con todos para la mejora y promoción de nuestra Feria en honor a la Virgen de los Llanos, con especial incidencia a su proyección internacional». También a extender los efectos de la Feria a toda la ciudad, para que no se quede solo en el entorno del Recinto. Y a usar la Feria «como fuente de conocimiento de la ciudad y sus potencialidades de cara a la atracción de inversiones y capitales». Se dice que la Feria será «un referente internacional de potenciación de los valores de integración, seguridad, interculturalidad, igualdad, inclusión como señas de identidad de la sociedad albaceteña».

 
MÁS USOS. La candidatura de Manuel Serrano por el PP se refiere también a una medida que recogen otros partidos, usar el Recinto Ferial todo el año para programar actividades lúdicas y de ocio. Es algo que también recoge el programa de Emilio Sáez y el Partido Socialista, que sobre la Feria en sí habla también genéricamente de «cuidarla y mimarla». Una Feria, dice el PSOE, «devorada por un mal entendido consumismo» que hay que mejorar empezando por el trámite administrativo en las concesiones de espacios en el Recinto Ferial, «sin olvidarnos de revisar la cabalgata de apertura como primer evento de la misma», una mejora «que debe surgir de un gran consenso y pacto ciudadano, nunca de una imposición», dice el programa.

APLICAR EL REGLAMENTO. Tampoco falta en el programa de Unidas Podemos la alusión a extender los usos del Recinto Ferial, aunque no solo del Recinto Ferial, también de la Caseta de los Jardinillos, entre otros espacios. Alude el programa del candidato Alfonso Moratalla a un ejemplo de esos usos durante el resto del año del Recinto Ferial, con la organización de un concierto con motivo de la celebración del Jueves Lardero. En materia de conciertos, Unidas Podemos también quiere garantizar la presencia de grupos musicales locales en la programación ferial, intensificar en  Feria las campañas de prevención de agresiones sexuales, y a la aplicación del Reglamento de la Feria aprobado hace dos años para regular la organización y el funcionamiento de estas fiestas «y dar una mayor transparencia a los procesos de adjudicación de stands mediante las convocatorias públicas».


MÁS PROYECCIÓN. De parte de Ciudadanos el programa electoral preparado para estos cuatro años incluye algunas medidas más concretas para la Feria, aunque también se habla genéricamente de conseguir «que la Feria de Albacete tenga mayor proyección fuera de España y hacer gala de nuestro reconocimiento  de Interés Turístico Internacional». Ciudadanos en todo caso quiere que las decisiones sobre la fiesta mayor de Albacete se canalicen a través de los órganos de participación, y por eso dice que seguirán «apelando al consenso alcanzado en el mandato anterior y seguir impulsando, en la  Mesa de Trabajo creada para dinamizar nuestra Feria». Las mejoras que la formación naranja propone apuntan a «desarrollar una programación más novedosa e inclusiva, adaptada a la nueva realidad que tiene Albacete, una Feria en la que todos sumen». Como otras candidaturas Ciudadanos también se ocupa del problema de la Cabalgata y considera «acabar con las eternas quejas de los albaceteños sobre este asunto, conseguir un desfile más espectacular combinando la tradición con la innovación, sin perder la participación de los colectivos y los vecinos». En medidas más particulares alude a «promover una artesanía de vanguardia con innovación» y también a «potenciar nuestro traje popular manchego, conservar y promover una tradición tan hermosa y única, que representa nuestra cultura y nuestras costumbres como albaceteños, y que en la Feria tiene el mejor escaparate posible para mostrarse al mundo». Ciudadanos pide también combatir la venta ilegal en Feria y alude a un tema que no tocan otros programas, el botellón, con una propuesta de sacarlo del entorno de la Plaza de Toros.

 

Más informacion en edición impresa