El Estado invertirá 232 euros por habitante en Castilla-La Mancha

C.S.R.
-

Un volumen de inversión once puntos por encima de la medida estatal (209 euros por habitante) y que se centra en sectores estratégicos como el abastecimiento de agua y la mejora de la red de carreteras y el ferrocarril

El Estado invertirá 232 euros por habitante en Castilla-La Mancha - Foto: David Pérez

El delegado del Gobierno, Jesús Labrador, compareció satisfecho para dar cuenta de cuánto le toca a Castilla-La Mancha en el reparto de los Presupuestos Generales para el año próximo. Y es que, el Estado invertirá 232 euros por habitante el próximo año en Castilla-La Mancha, 11 puntos por encima de la media estatal, que se queda en 209 euros.
En este sentido, quitó hierro a la reducción del montante económico que recibirá la región este año y que se queda en 492 millones, casi un 20% menos que en 2013. Como explicó, en la partida para el próximo ejercicio se habla de «inversiones reales», y no del pago de deudas adquiridas por el anterior Ejecutivo años atrás, como así ocurriera en 2013 y 2012.
Inversiones reales que se centran en sectores estratégicos para la región como el abastecimiento de agua (se da un importante impulso al proyecto de la llanura manchega) o la mejora de la red carreteras y los ferrocarriles. Y lo ejemplificó con un dato: Castilla-La Mancha es la quinta comunidad autónoma en inversión en carreteras para 2014, con un total de 198 millones de euros.
También hizo hincapié en el incremento del gasto cultural (crece casi un 14%), con especial atención a Toledo, que a su juicio ha sido «una capital cultural abandonada» por los Gobiernos socialistas. Destacó los 400.000 euros que se destinarán al Museo Sefardí y al Taller de Moro y los 150.000 euros previstos para la recuperación de la muralla, sin contar aquí las posibles «obras de emergencia».
En el ámbito global, Labrador recordó que «los Presupuestos Generales para 2014 parten de la idea clara de que España es un país que va a pasar de la recesión al crecimiento. Son unos Presupuestos ajustados, estrictos y basados en creación de riqueza». Asimismo, puso en valor «la reducción de más de un 4% en el gasto de los ministerios y el ahorro en el pago de los intereses en unos 2.000 millones», lo que «permitirá financiar en 2014 el incremento del gasto social», especialmente el destinado a «los más desfavorecidos».