Lecciones del 10-N en clave municipal

M.O
-

El PP observa una evidente relación de los resultados en la capital albacetense con el pacto de gobierno entre PSOE y Ciudadanos, vinculación que los protagonistas del acuerdo desechan

Lecciones del 10-N en clave municipal - Foto: Rubén Serrallé

El día después de las votaciones era de análisis en cualquier punto de encuentro y, por supuesto, en los despachos del Consistorio capitalino, donde cada grupo municipal hacía su lectura particular y, preguntados por La Tribuna, respondían si cabe o no aprender alguna lección en clave municipal, siendo como es el Ayuntamiento de la capital uno de los gobiernos locales donde Ciudadanos tiene parte junto al Partido Socialista, el más votado en las Elecciones Locales de mayo, pero empatado a concejales con el PP.
En dicho partido ayer no dudaban en poner en relación el hundimiento de Ciudadanos en Albacete con ese pacto que el PP ve contra natura. Ciudadanos obtuvo en las Generales de abril en la capital casi 23.500 votos, y ahora se queda por debajo de los 9.000. Para Manuel Serrano, portavoz del Grupo Popular y exalcalde, no hay duda de que la formación naranja paga sus tratos con los socialistas: «Ciudadanos pierde a nivel nacional nueve puntos en porcentaje de votos, respecto a abril, y en la capital sin embargo baja el 13,44%, blanco y en botella». 
Para Serrano, ese castigo mayor en Albacete «se debe claramente al pacto que hicieron, sobre el que han construido un relato que la ciudad no ha digerido; también porque han asumido las tesis de la izquierda». El exalcalde considera que no toca al PP ofrecer ahora una alternativa a ese pacto de Cs y PSOE: «Nosotros estamos en  nuestro sitio, hay quien tiene que hacer una lectura sosegada y concienzuda de lo que hizo y cómo lo ha explicado». 
En Ciudadanos el mensaje que lanzaban ayer era que no hay que buscar culpables en ese pacto. Carmen Picazo, de regreso de la Ejecutiva en la que Albert Rivera presentó su dimisión, se pronunciaba sobre el alcance de los resultados en Albacete capital, y decía que «en otras capitales la pérdida de porcentaje de voto es mayor, hay que poner estos resultados en clave nacional; se intenta hacer esa lectura regional y municipal, pero no es así, de abril a mayo hubo un gran cambio también, querer extrapolarlo es tergiversar la realidad». 
Preguntada sobre si el resultado incidirá en la relación entre PSOE y Ciudadanos en la ciudad, Picazo respondía que «no entiendo por qué la relación tiene que verse afectada, Ciudadanos sigue, lo que tengo que hacer es dar las gracias por el ejemplo que ha dado Albert Rivera». En el PSOE local tampoco ven que el resultado vaya a mover un ápice la realidad del Consistorio. Emilio Sáez, secretario del PSOE local, decía que es al contrario, Ciudadanos demuestra en Albacete lo que puede hacer bien: «Si hoy Ciudadanos tiene visibilidad de esa buena praxis por acuerdos de gobierno es en Albacete, en Ciudad real, en Guadalajara participan en el gobierno... El día a día demuestra que este gobierno de coalición está sacando muchos asuntos importantes para la ciudad, con confianza, y claridad». 
Sáez también rompía una lanza por María Dolores Arteaga, de Ciudadanos, que ahora pierde su escaño en detrimento de Vox: «Albacete pierde, para mí María Dolores Arteaga era mejor diputada de lo que va a ser el representante de Vox, pero la ciudadanía ha hablado».
En cuanto a Unidas Podemos, el resultado no mejora el de abril, pero sí el de mayo, destacó la concejal Nieves Navarro, que apuntaba  que en todo caso «los resultados no serían iguales si fueran unas Municipales, a nivel local hay un voto más a personas». 
Preocupa «el repunte de la extrema derecha, un partido que no esconde formas de pensar que creíamos olvidadas en el tiempo». Y en Vox, su única concejal, Rosario Velasco, afirmaba que el crecimiento experimentado continuará: «Siempre digo que no hay que emborracharse de éxito por ser ahora tercera fuerza, hay que seguir trabajando, pero estamos muy contentos».

Más información en edición impresa