La Junta autoriza 32 macrogranjas en zonas contaminadas

La Tribuna
-

Pueblos Vivos Cuenca pide la moratoria de todas estas autorizaciones hasta que no exista un sistema de control efectivo sobre la gestión de los purines.

La plataforma Pueblos Vivos Cuenca asegura que la situación se ha ido de las manos en cuanto a las macrogranjas. - Foto: Eugenio Gutierrez Martinez

Pueblos Vivos Cuenca ha dado a conocer su informe ‘Macrogranjas en Zonas Vulnerables en la provincia de Cuenca’, donde denuncia la expedición de autorizaciones a 32 macrogranjas, a pesar de ubicarse dentro de zonas vulnerables a la  contaminación por nitratos.
En un comunicado, la plataforma sostiene que el cambio climático no ha hecho «más que agravar» esta situación, puesto que «el descenso de las aportaciones hídricas ha incrementado la concentración de nitratos y nitritos».
Añaden que el constante aumento de la superficie afectada, dos sentencias y una sanción de la Unión Europea, demuestran que el Gobierno regional «no lo está haciendo bien en la gestión de las zonas vulnerables».
Para la plataforma conquense es «inadmisible e insensato» que el Ejecutivo de Emiliano García-Page autorice macrogranjas porcinas en zonas previamente contaminadas por nitratos, «por el riesgo de empeorar aún más la calidad de las aguas». 
Es el caso de Torrejoncillo del Rey, «cuya agua de boca no es potable debido a la actividad de las macrogranjas porcinas de Huerta de la Obispalía, tal y como se recoge en una sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha. 
Explican, además, que «contrariamente a lo que se pudiera pensar», el aporte de purines «no es  beneficioso» para mejorar el contenido en materia orgánica de unos suelos muy mineralizados.
DEMANDAS. Por todo ello, Pueblos Vivos Cuenca exige la moratoria de nuevas autorizaciones de macrogranjas en la comunidad autónoma hasta «no exista un sistema de control efectivo sobre la gestión de los purines», así como establecer cuanto antes una normativa que «no permita la instalación de ninguna macrogranja porcina en las zonas vulnerables a la contaminación por nitratos».