Lourdes, más cerca

A.Díaz
-
El padre José Arenas Sabán, en un momento de la bendición del Rastrillo de la Hospitalidad. - Foto: Arturo Pérez

El Rastrillo de la Hospitalidad, para ayudar a sufragar la peregrinación de enfermos, abrió sus puertas en la calle Mayor número 10 de la capital, donde permanecerá hasta el día 28, en horario de mañana y tarde, atendido por más de 100 voluntarios

El Rastrillo de la Hospitalidad de Nuestra Señora de Lourdes abrió sus puertas en la calle Mayor 10 de la capital, donde permanecerá, con horario de mañana y tarde, hasta el día 24, para todos los albacetenses que quieran colaborar, para becar a personas sin recursos que quieran peregrinar, este año del 28 de abril al 2 de mayo.La presidenta de la Hospitalidad, Pilar Álvarez, comentó a La Tribuna de Albacete que «tenemos muchas cosas en nuestro Rastrillo, porque cada año más empresas, tiendas y particulares colaboran y luego hay productos, se puede decir ya utilizados, en buenas condiciones, que cualquier particular nos los lleva para ponerlos también a la venta».El destino, como siempre, decía la presidenta, "es ayudar a sufragar la peregrinación, lo que quiere decir que las personas enfermas o con discapacidad que no tengan recursos suficientes, tienen ayuda, de una manera completa o parcial".