Murcia anuncia acciones legales contra el trasvase 'cero'

La Tribuna / Murcia
-

«No vamos a permitir que nadie con un único fin partidista acabe con una infraestructura que ha unido a tantas regiones y que tanto bien ha llevado al levante y a Castilla-La Mancha», dijo el consejero de Agua.

El consejero Antonio Luengo mantuvo un encuentro de trabajo con el alcalde de Alcantarilla, Joaquín Buendía, para el impulso de nuevos proyectos en la localidad.

El consejero de Agua, Agricultura, Ganadería, Pesca y Medio Ambiente del Gobierno de Murcia, Antonio Luengo, señaló que no permitirán que el Ejecutivo de España acabe con el trasvase Tajo-Segura «con un único fin partidista» y anunció acciones legales contra la decisión del Ministerio de Transición Ecológica de no permitir trasvase de agua para regadío en noviembre.
«No vamos a permitir que nadie con un único fin partidista acabe con una infraestructura que ha unido a tantas comunidades autónomas y que tanto bien ha llevado al levante español y a la zona de Castilla-La Mancha», señaló el consejero antes de asistir a la presentación de los ‘Estudios de caudales ecológicos mínimos en el río Tajo en el tramo Aranjuez-Talavera de la Reina’ organizado por el Sindicato Central de Regantes del Acueducto Tajo-Segura (Scrats) en Madrid.
En ese informe técnico redactado por el catedrático de Ingeniería Hidráulica de la Universidad Politécnica de Madrid, Luis Garrote, y por el director técnico de la empresa ‘Ingeniería y Ciencia Ambiental’, Fernando Mariño, a petición del Scrats, se apunta que el régimen de caudales ecológicos mínimos actuales de ese tramo del Tajo no influye de forma significativa sobre el estado y grado de conservación de la vegetación de ribera ni sobre la vida piscícola.
Así, concluyen que no hay motivos para modificar el valor de caudal mínimo de 6 metros cúbicos por segundo que se aplica al tramo de Bolarque-Aranjuez por disposición legal. Y añaden que esa cifra es muy superior a los valores obtenidos con los métodos de simulación de hábitat establecidos por la Instrucción de Planificación Hidrológica.
Luengo explicó que los resultados de estos estudios serán trasladados por el Scrats al Ministerio del ramo para que lo tenga en cuenta en el esquema de temas importantes de la Confederación Hidrográfica del Tajo «que condicionará el futuro del trasvase» y advierte de que no se pueden adoptar decisiones sin ningún criterio técnico.
«La ministra decidió no trasvasar agua para riego utilizando un principio que no contempla ningún tipo de regulación. Tomaremos acciones legales contra esta decisión y esperamos que ahora en la próxima reunión no tome el mismo criterio y permita el trasvase, al cual tenemos derecho por ley», añadió.
En este punto, indicó que defenderán «a muerte» la infraestructura y harán uso de todas las herramientas a su disposición para evitar «que nadie la ponga en duda.