Gómez: «No quisiera que fuera la última corrida de Asprona»

Pedro Belmonte
-

El presidente de la Asociación destaca su valor sentimental y de sensibilización, aunque reconoce que no tiene el mismo peso dentro de su presupuesto

Son ya varias las semanas que la tradicional corrida a beneficio de Asprona copa gran parte del protagonismo de la información taurina, algo lógico cuando se trata de todo un emblema de la tauromaquia en nuestra provincia. El domingo será el día en el que los albacetenses deberán cumplir con esta asociación, que tanto ha hecho por los hombres u mujeres con habilidades distintas durante los últimos 57 años, consiguiendo su integración en la sociedad a la vez que dándoles la dignidad que merecen como parte de nosotros. El presidente de Asprona, Lucio Gómez, comentaba a La Tribuna de Albacete sus inquietudes y a la vez su preocupación por el futuro de este emblemático festejo.
«En realidad, mas que una preocupación, ya que esta corrida se ha convertido en una cuestión romántica, ya que al principio la corrida significaba mucho económicamente para Asprona, pero ahora la verdad, dentro de nuestro presupuesto, no significa mucho, pero siempre nos preocupa ya que supone seguir apostando por una corrida de toros y nos genera cierta inquietud porque es un espectáculo que cuesta mucho dinero y siempre tienes la preocupación de que no genere beneficios. Siempre ha dejado beneficios, algunos años muy pocos, pero siempre ha dejado y este año, con un cartel muy aceptable, y el aliciente de un torero de la tierra, no se ve mucha alegría en las semanas que llevan las entradas a la venta. Estos últimos días parece que se va animando, así que veremos que pasa de aquí hasta el domingo».
 Respecto al cartel considera que «es del gusto de mucha gente, Perera ha triunfado en San Isidro, Cayetano tiene su público y luego tenemos el atractivo de Pinar, un torero que está luchando por abrirse camino, triunfador de las tres ultimas ferias de Albacete y con el atractivo añadido de donar todos sus honorarios a la asociación, cosa que valoramos mucho».
Antes comentaba que ya no es decisivo el resultado económico para Asprona, pero la imagen de ese día es muy importante. «Se trata de la sensibilización, de poner en valor en la sociedad lo que se hace aquí. Me viene a la cabeza hace muchos años, las imágenes en blanco y negro, ya que veía la corrida por televisión en Toledo, que es de donde soy y la imagen era de una plaza llena, un día festivo, donde la gente merendaba y o pasaba bien, una plaza solidaria que apoyaba a la corrida de Asprona y ahora ya no es así, pues va el público que tenemos  pero falta ese ambiente taurino para llenar la plaza, por lo que vuelvo a la preocupación a la que antes me refería, porque la inversión en toros y toreros es grande y el beneficio no es el adecuado. ¿Lo estamos haciendo bien organizando la corrida que se llegó a llamar «la corrida de España»?, realmente esas dudas me surgen. Recuerdo cuando llegué a vivir a Albacete, que se declaraba festivo por la tarde y el sentimiento era distinto, además se enviaban a los ayuntamientos las entradas y no se devolvían y ahora en un 75 por ciento las devuelven porque dicen que no tienen presupuesto, o que no está bien visto que se dedique dinero público para esta corrida, por lo que es difícil llevarla a buen puerto, a pesar de los esfuerzos que hemos hecho para traer buenos carteles. La Feria es una cosa y la corrida de Asprona es otra».
(Más información en la edición impresa).