Música para un homenaje

A.D.
-

La Unión Musical Ciudad de Albacete interpretará obras del fundador de la agrupación, Miguel Pascual Campos, a las 20,30 horas, en el Auditorio

Miguel Pascual Campos fundó la Unión Musical Ciudad de Albacete.

El Auditorio Municipal acogerá hoy, a partir de las 20,30 horas, con entrada libre hasta completar aforo, el concierto de Santa Cecilia, a cargo de la Unión Musical Ciudad de Albacete. Una cita singular ya que la agrupación rendirá homenaje a su fundador, Miguel Pascual Campos, y recibirá una Mención de Honor la Banda Sinfónica Municipal de Albacete.
Alberto Nevado Cortés, director de la Unión Musical Ciudad de Albacete, confirmó que «rendimos homenaje a Don Miguel Pascual que, si no recuerdo mal,  falleció el 16 de enero. Él fue el fundador de la Unión Musical Ciudad de Albacete y, si alguien se merece un homenaje, evidentemente, esa persona es él, por todo lo que ha hecho por la agrupación y por la cultura musical de Albacete».
En esos reconocimientos, decía, también hay una Mención de Honor, «que se hizo por primera vez el año pasado, con la intención de reconocer la trayectoria de personas a título individual o instituciones que hacen una gran labor por la cultura musical y, si el año pasado fue el Real Conservatorio de la Diputación, éste es a la Banda Sinfónica Municipal que cumple 160 años y celebrará muchos más, pero éste el año de la Sinfónica Municipal de Albacete y queremos rendirle un modesto homenaje a esta banda tan magnífica».
Alberto Nevado valoró la figura de Miguel Pascual Campos, «un hombre dedicado a la música. El recuerdo que tengo de él, además del de una persona dedicada en cuerpo y alma a la música es, además de esto, que era entrañable, muy buena persona, daba gusto hablar con él, de música o de cualquier otra cosa. Profesionalmente, lo fue todo, y si hablamos de un homenaje como éste, tocando su música, tendríamos que hacer muchísimos conciertos, porque tiene grandes obras, pero un poco, hablando con los músicos que más tiempo llevan en la banda, algunos incluso la fundaron junto a él, lo que hemos hecho es elegir un pasodoble característico, Candy, que dedicó el maestro a una alumna suya que falleció, y luego tocaremos otra obra, un suite, que se llama Fantasía de un adolescente, que me recomendaron, y la verdad es que es muy bonita. Con estas dos reseñas musicales a su amplia producción compositiva, más la proyección de fotografías y algunos testimonios, queremos rendir ese homenaje».
(Más información en la edición impresa)