Ramis: "Fue una situación desagradable"

J.L. Royo
-

El técnico del Albacete siente orgulloso de su equipo y asegura que el partido no podía continuar "porque los jugadores, incluido Zozulia, estaban muy afectados".

Ramis atiende a los medios de comunicación.

El entrenado del Albacete, Luis Miguel Ramis, ha apoyado este lunes la decisión de suspender el partido ante el Rayo Vallecano por los insultos a su jugador Roman Zozulia. En una comparecencia ante los medios, el técnico catalán ha asegurado que "fue una situación desagradable en la que todos los que intentamos respetar este deporte tomamos una decisión con toda la tranquilidad del mundo, pensando en todo, pero sobre todo, pensando en nuestro jugador y en arroparlo. Es una situación que nadie quiere vivir porque nuestra ilusión es llenar los campos de gente que se apasione, que disfrute, que vaya con sus hijos, que todo lo que fluye sea deporte y lo que se escapa de eso no podemos estar contentos”.

De hecho, Ramis escribió en Twiter que se sentía orgulloso de su equipo después de lo sucedido en Vallecas y sobre este tema ha aseverado que "era lo que nos pedía a muchos la cabeza. En el campo ya percibía que la cosas se iba a torcer, muchos de los jugadores llegaron muy afectados al vestuario, obviamente Roman también. Mi obligación era pensar en fútbol y ver qué soluciones le daba a la expulsión de Silvestre, pero a los dos minutos me di cuenta de que el vestuario estaba afectado y había que pensar las cosas muy bien. Afortunadamente hubo comunión entre todos y el que tenía que tomar la decisión para suspender el partido era el árbitro y así fue".

Sobre qué sintió cuando vio a toda una grada del estadio de Vallecas insultar a Zozulia, Ramis ha sido claro al decir que "siento Indignación y añade lo que quieras detrás. Sientes impotencia porque Roman es un profesional extraordinario a nivel deportivo, que es mi cometido valorarlo, es un 10, es un chico honesto, con un carácter competitivo espectacular".