Jóvenes con ganas de viajar y trabajar

S.L.H
-

La consejera de Educación y el presidente de la patronal regional clausuraron el programa 'II Becas Cecam'. En concreto, han sido 30 los jóvenes que han realizado prácticas no laborales en empresas en Dublín y Bruselas.

El presidente de la patronal regional y la consejera clausuraron el programa ‘II Becas Cecam’ en la Consejería. - Foto: Yolanda Lancha

La consejera de Educación, Cultura y Deportes, Rosa Ana Rodríguez, y el presidente de la Confederación de Empresarios de Castilla-La Mancha (Cecam), Ángel Nicolás, clausuraron y entregaron los diplomas del Programa ‘II Becas Cecam’, en un acto celebrado en la Consejería.
En concreto, han sido 30 los jóvenes que han realizado prácticas no laborales en empresas de toda índole fuera del país, relacionadas, siempre, con la formación que ya tenía cada uno ellos. De todos los participantes, 20 han viajado a Dublín y 10 a Bruselas.
 En las ‘I Becas de Movilidad Europea Castilla-La Mancha’, que se pusieron en marcha en diciembre de 2017, participaron 50 jóvenes, de los cuales 24 estaban trabajando en los seis meses posteriores.  
La consejera de Educación confía en que esta segunda convocatoria mejorará el índice de inserción laboral de la primera, «dado la inercia del empleo y el apoyo que nosotros estamos dando al empleo juvenil».
 Reconoció que la juventud atraviesa «un momento difícil» para encontrar un primer empleo, de ahí la importancia de este conjunto de oportunidades y programas, englobados en la Orden de Entidades, para facilitar la entrada al mercado laboral.             
Asimismo, la consejera llamó a inscribirse en el Sistema Nacional de Garantía Juvenil, a través del Portal de Educación o de la web del SEPE, para poder participar en la amplia oferta formativa y laboral de Garantía Juvenil que tiene en marcha el Gobierno de Castilla-La Mancha.
Por su parte, el presidente de la patronal castellano-manchega destacó que se trata de un plan de becas de movilidad de Cecam, con el apoyo de Gobierno autonómico, dirigidas a jóvenes de la región para mejorar su empleabilidad, formación y al mismo tiempo para «darles la oportunidad de rematar, más que de aprender, un idioma y tener una experiencia laboral fuera del país».
Asimismo, Nicolás subrayó que «el resultado no puede ser mejor» porque diez de ellos ya han encontrado trabajo al término de la beca, mientras que otros tantos han renunciado a distintos puestos porque no les gustaban las condiciones.
Sí lamentó no poder llegar a más beneficiarios porque «los recursos son los que son y no dan para más», pero reconoció que el resultado ha sido «muy positivo» y, al final, es lo que cuenta.
«El programa es muy extenso, ojalá en lugar de ir 50 pudieran ir 200, pero no tenemos capacidad para hacer más. Lo bueno es que el resultado es muy positivo», dijo.