El Afanion Almansa plantó cara al Delteco

Área11
-

74
Delteco Gipuzkoa
66
Afanion CB Almansa
Finalizado
El equipo de Rubén Perelló ofreció una buena imagen en SanSebastián, pero cayó ante un candidato al ascenso a la Liga Endesa

Cvetinovic captura un rebote en el duelo de ayer. - Foto: CB Almansa

No pudo ser y el Afanion CB Almansa pese a competir de principio a final acabó siendo derrotado a domicilio ante el potente Delteco GBC. Los manchegos ofrecieron una gran imagen en Donostia pero eso no alcanzó para superar a un oponente que aspira a todo y que demostró tener muchos más recursos que los albacetenses, por lo que el resultado se puede considerar como justo.
El primer cuarto arrancó mejor para los locales, aunque el Almansa reaccionó y llegó a dar la vuelta al marcador, aunque al final de los primeros 10 minutos el Delteco mandaba en el luminoso (18-14).
El segundo se inició igual de correoso que había terminado el primer cuarto, pero esta vez con triple de Huertas. Sin embargo, en un minuto de infarto el Delteco GBC conseguía sumar un parcial de (7-0) y Rubén Perelló se veía obligado a parar el partido. El Afanion recuperó la consistencia perdida en ese minuto aciago y con un Maxwell imperial en el rebote ofensivo reducía la desventaja a sólo una canasta, (29-26), pero los visitantes tuvieron muchos problemas de anotación y los locales lo aprovecharon para marcharse a los vestuarios con una ventaja psicológica de 10 puntos, (39-29).
Un nuevo triple del local Alex Murphy más una contra letal supusieron una nueva máxima donostiarra en el reinicio del juego, (44-29). Apareció entonces un gigante Kyle Rowley pero pese a verse superados por momentos los locales seguían haciendo valer el acierto de tres (59-50). En el inicio del último y definitivo el Almansa rebajó aún más la desventaja, pero los locales se dedicaban por entero a defender con orden y en ataque acertaban desde el triple, por lo que la diferencia se iría haciendo insalvable a medida que el reloj avanzaba, (67-52) en tres minutos. El Almansa no se rindió y en la siguiente fase peleó su suerte con valentía y un Maxwell muy incisivo, (68-61) a falta de cuatro y tiempo muerto del local Marcelo Nicola; pero hasta ahí llegaron las fuerzas de los almanseños, porque después los donostiarras jugaron inteligentes y con veteranía y no dejaron que su rival tuviera opciones reales de victoria. A la conclusión (74-66).