Marcha nupcial muy taurina

V.M.
-
Dámaso González, acompañado por su madre, Feli Tarruella, en la puerta de la Catedral. - Foto: V.M.

Dámaso González, hijo del añorado matador de toros albacetense, contrajo matrimonio con la joven sevillana Miriam Lanza en la Catedral de San Juan Bautista

El enlace matrimonial entre Dámaso González, hijo del gran torero albacetense, y la joven sevillana Miriam Lanza constituyó todo un acontecimiento social en la capital y reunió a numerosas personalidades relevantes del mundo taurino, de la cultura e incluso del mundo de la política, un evento que fue cubierto por numerosos medios de comunicación y presenciado centenares de ciudadanos, que no quisieron perderse los detalles de la boda y se congregaron a la puertas de la Catedral de San Juan Bautista, templo donde se ofició la ceremonia.

El evento fue doblemente emotivo para la familia González-Tarrulla, que despidió hace algo menos de dos años en ese mismo lugar al padre del novio, uno de los más grandes toreros que ha dado esta tierra, fallecido el 26 de agosto de 2017, a los 68 años, de hecho, como no podía ser de otro modo, el recuerdo a su figura estuvo presente a lo largo de la ceremonia.

A las seis de la tarde llegaba el novio a la seo albacetense del brazo de la madrina, su madre Feli Tarruella y minutos después hacía lo propio Miriam, una joven que estudió Ciencias Empresariales y ajena al ambiente taurino, junto a su padre y luciendo un traje de Rosa Clará. Tanto la madre de Dámaso, como sus hermanas, Sonia, Elena y Marta, fueron vestidas por la diseñadora en Laura Monge.

La pareja se juró amor eterno tras cuatro años de relación pasadas las seis y media de la tarde en el transcurso de la misa oficiada por el vicario parroquial Diego Fernando Herrera.

(Más información en la edición impresa).