Los caminos del lince pasan por Albacete

E.F
-
Un ejemplar adulto y dos crías de lince - Foto: EFE

Las zonas que conectan entre sí las poblaciones del felino, entre ellas la provincia, serán el futuro objetivo del programa que sucederá al Iberlince, que concluyó al cabo de siete años

El programa Life+Iberlince (Iberlince) concluyó tras siete años de trabajo en los que logró duplicar el número de ejemplares y que el lince ibérico haya dejado de estar en peligro crítico de extinción, al pasar de 310 ejemplares, casi todos en Andalucía, a más de 600 que  ocupan nuevas zonas, como Portugal (Vale do Guadiana y Matachel), los Montes de Toledo y la Sierra Morena Oriental.  
Desde el año 2012, además,  se ha verificado la existencia de un movimiento fluido y constente entre las distintas poblaciones, en el que la provincia de Albacete forma parte de uno de los corredores que   recorren estos felinos para pasar del sur al centro de la Península.
Los primeros indicios sobre la presencia de linces en tierras albaceteña son anteriores al programa Iberlince, pues se remontan al año 2008, a raíz de un estudio dirigido por el Departamento de Biodiversidad y Biología Evolutiva del Museo Nacional de Ciencias Naturales, dependiente del CSIC.

(Más información en la edición impresa)