La provincia pierde en un año 845 habitantes residentes

I. M.
-
Imagen de archivo de la capital de una provincia en la que el crecimiento de su población cada vez es menor. - Foto: Rubén Serrallé

El pasado 1 de enero había una población inscrita de 389.492 personas, de las que mujeres eran 194.949 y hombres 194.542, frente a las 390.337 que estaban registradas 12 meses antes

El crecimiento de la población en la provincia pierde fuerza.  El último dato aportado por el Instituto Nacional de Estadística  correspondiente al pasado 1 de enero recoge  que el censo de la población a esa fecha sumaba 389.492  habitantes, lo que supone, en definitiva, 845  personas menos, no obstante, con respecto al 1 de enero pero del 2018 y sus 390.337 habitantes.  
Pero estos 389.492 habitantes  con los que contaba la provincia al pasado 1 de enero no sólo son 845 menos que al 1 de enero del 2018, como se ha mencionado, sino que también son, por un lado,  2.082 vecinos menos  que al 1 de enero del 2017 cuando la población de la provincia sumaba 391.574 habitantes, y por otro, 3.466 menos que al 1 de enero del 2016 cuando la provincia de Albacete llegó a censar hasta 392.958 habitantes residentes. 
Sea como sea, lo cierto es que, según esta misma fuente,  el número de mujeres que habitan esta provincia es mayor que el de los hombres y de hecho al pasado 1 de enero ellas eran 194.949, 407 más que los hombres censados y que eran 194.542 y lo mismo se puede aplicar para los tres años anteriores, con una diferencia entre ambos sexos de 349 a favor de las mujeres a 1 de enero del 2018,  de 212  a 1 de enero del 2017 y por último, de 170 a 1  de enero del 2016 igualmente a favor de las mujeres.
De ese total poblacional registrado al  pasado 1 de enero, indicar  asimismo que los españoles inscritos eran 364.011  y los extranjeros,  25.481 entre europeos (11.395), africanos  (7.008), americanos del norte (235), americanos del centro y caribe (751), sudamericanos (5.181) y asiáticos (883).

MÁS INFORMACIÓN EN EDICIÓN IMPRESA