Cómo conseguir medio carnet entre rejas

MARCELO ORTEGA
-

Presos de la cárcel de La Torrecica reciben formación en seguridad vial y se examinan de la prueba teórica mientras cumplen condena

Imagen de archivo de dos internos en un ordenador de la prisión. - Foto: Rebeca Serna

Pasar el tiempo entre rejas por haber cometido un delito de cualquier tipo tiene que ver con los objetivos de reinserción que manda la Constitución, y por ello los internos de los centros penitenciarios tienen a su disposición toda una oferta de talleres y cursos formativos, muchas veces enfocados a la cualificación profesional. Entre la oferta de la prisión albacetense de La Torrecica está también la formación en seguridad vial que habilita para realizar la prueba teórica del permiso de conducir. Es más, merced al convenio que Instituciones Penitenciarias tiene con la DGT y con la Confederación de Autoescuelas los internos que participan en estos cursos pueden hacer el examen en la misma cárcel, adonde se desplazan los examinadores de la Jefatura de Tráfico.
El convenio ya ha cumplido tres años, y en Albacete en ese tiempo ha habido 22 internos que han recibido esta formación para pasar el teórico, siete de ellos durante 2014, según datos facilitados por el Gobierno en el Congreso de los Diputados, respondiendo a una pregunta de diputados del Partido Popular.

DOS AÑOS POR DELANTE. La jefa provincial de Tráfico, Cruz Hernando, explicó que con este convenio «los internos sólo pagan las tasas de examen y el psicotécnico. Se tratar de personas que cumplen condena que tienen previsto salir de prisión antes de dos años, porque la norma te permite aprobar el teórico y tener dos años por delante para realizar la prueba práctica». Obviamente, para los internos el convenio no cubre esa prueba práctica ni la formación que necesiten. El centro que ofrece esta formación a los internos de La Torrecica es Autoescuela Europa, y es una formación que se imparte de manera altruista, y gratuita para los internos. Juan Antonio Gómez, responsable de la autoescuela y presidente de la Agrupación de Autoescuelas, explicaba cómo empezaron a dar estos cursos: «Siempre ofrecemos esta posibilidad a los asociados, para que lo haga quien quiera, pero por ahora nadie más se ha ofrecido. Hay que tener en cuenta que no es un beneficio para nosotros, a ellos no se les cobra nada, sólo pagan por su cuenta el reconocimiento médico y las tasas». Gómez explicó que la formación que figura en el convenio son 25 horas, aunque se complementar con la posibilidad de que los presos practiquen con el programa de tests en los ordenadores del centro penitenciario: «Para los internos es un mundo, les viene muy bien poder aprovechar el tiempo y sacarse allí esta parte del carnet, así que están muy motivados. Luego aprueban o no, porque se examinan por libre, no por nuestra autoescuela, es decir, los examinadores van allí», comentó el representante de Autoescuela Europa. Estos cursos se realizan una vez por año, «se van inscribiendo y nosotros vamos cuando hay un número suficiente», explicó Juan Antonio Gómez, que también destacó «lo positivo que es el alto porcentaje de aprobados, lo cual es todo un éxito».

LOS OTROS CURSOS. Junto a la formación en seguridad vial, los internos de La Torrecica tienen accesos a diversos talleres que durante estos tres últimos años han contado con presos y presas participantes, según figura en los datos oficiales del Gobierno. Entre los cursos están los de Animación a la lectura (con 21 participantes en 2014), Bisutería (una decena de internos), Encuadernación (18 participantes), el de más éxito, Talla de madera (32 internos), Comunicación (19 participantes), Textil (aunque no hubo en 2014) y un taller de música que se impartió en 2014 con 22 internos y seis internas inscritas. Aparte, están las actividades de trabajo penitenciario y formación para el empleo, por las que pasaron 97 presos en 2014, con formación de manipulación de alimentos, cocina o conducción de carretilla elevadora.