Un verano lleno de creatividad

V.M.
-

La Escuela 'VeranEA! Teatro' propone una oferta de ocio creativa y cultural dirigida a niños de entre cuatro y 12 años, que fomenta su socialización

La lectura y dramatización de textos clásicos es una de las actividades que se desarrollan a lo largo de la mañana en la Escuela ‘VeranEA! Teatro’. - Foto: José Miguel Esparcia

La Escuela VeranEA! Teatro propone una oferta de ocio creativa y cultural novedosa en la capital albacetense durante finales de junio, el presente mes de julio y la primera semana de septiembre, con talleres y actividades lúdicas desarrolladas en la propia Sala de EA! Teatro (calle Nuestra Señora de Araceli, 1) y en el próximo Parque Lineal. 
Uno de sus responsables y monitores, Paco Redondo, comentaba a La Tribuna de Albacete que se trata de la quinta edición de esta iniciativa, «que está teniendo una más que excelente respuesta, de hecho hemos tenido cerca de 200 peticiones por quincena y solamente hemos cogido a unos 70 alumnos, de entre cuatro y 12 años, algunos de los cuales vienen repitiendo durante todo este tiempo».
«En principio surgió por una necesidad de la propia Sala -añade Redondo-, debido al paréntesis veraniego de la programación teatral nos planteamos hacer una Escuela de Verano para sufragar los gastos, ya que en estos meses no hay ingresos en taquilla; no obstante el primer año tuvimos ya un gran éxito que ha ido a más en cada edición, por lo que decidimos mantenerla».
En cuanto a los contenidos de los talleres, que se prolongan de ocho de la mañana a tres de la tarde, son realmente variados, van desde la construcción y manipulación de títeres (incluyendo el montaje de escenas), la lectura de textos clásicos adaptados para estas edades, máscaras, expresión corporal y coreografías, escenografía y atrezzo, malabares y circo, maquillaje e incluso viejos juegos populares y de calle.
«A primera hora de la mañana, cuando la temperatura aún no es muy elevada, llevamos a cabo los juegos en el Parque Lineal: combas, rayuela, comba, adaptándose a las edades, lo que favorece mucho la socialización de los chavales, además realizamos malabares para todo el tema de la coordinación y psicomotricidad, pelota, mazas, aros, zancos...» detalla uno de los responsables de EA! Teatro.
Estos talleres se prolongan hasta el almuerzo y después las actividades se trasladan al interior de la Sala, donde hacia las 11 horas se hacen cargo de las mismas los seis monitores, «sobre todo se trabaja expresión corporal y música, en la lectura de textos, improvisaciones, escenografías y en la realización de marionetas, bien de gusano o manopla, donde cada participante colabora de forma muy activa, «porque ellos ven esto como un lugar mágico, como la casa de Pipí Långstrump», comentaba Redondo.

(Más información en edición impresa)