Dieta Mediterránea presentará en 2020 su pirámide infantil

J.D. Bazaga
-

Esta relación de alimentos saludables contará con productos de la región, según ha adelantado el consejero de Agricultura, Francisco Martínez Arroyo

Arroyo presidió en Madrid una nueva reunión de la dirección de la Fundación Dieta Mediterránea. - Foto: JUAN LAZARO

Se acaba el año y es el momento de hacer balance. También de fijar los propósitos para el año que llega. Eso es lo que hizo ayer el Patronato de la Fundación Dieta Mediterránea que preside el consejero de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural de Castilla-La Mancha, y que se reunió en el Ministerio de Agricultura para analizar el recorrido de este año que termina y las principales acciones que se llevarán a cabo el próximo. Precisamente con la mirada puesta ya en 2020, la Fundación lleva tiempo preparando una pirámide alimenticia destinada a la población infantil en la que se recogen los alimentos más característicos de esta dieta y que será presentada, esa es la intención, coincidiendo con la Feria Alimentaria de Barcelona. «Es la única del mundo», destacó Francisco Martínez Arroyo, que dijo contar ya con el aval científico y esperan el respaldo de mil jóvenes y niños que están valorando esa pirámide y reconociéndose en ella, en su día a día.
En esa pirámide alimenticia, Castilla-La Mancha está representada a través de algunos de sus productos más característicos como son el queso manchego y el pistacho. «Son productos muy característicos de Castilla-La Mancha y muy característicos de la Dieta Mediterránea», incidió Arroyo, con un fruto seco que se da desde que se asentó población en la Península Ibérica, y un queso que se elabora a partir de una raza autóctona, por lo que el consejero avanzó que «vamos a seguir en esa línea de trabajo durante 2020».
La labor del 2019 consistió también en la certificación de restaurantes como promotores de esta dieta, siendo ya 670 en todo el país. De hecho, en 2020 verá al luz la guía en papel que resume el trabajo de certificación de los restaurantes para que los hosteleros puedan comprobar en qué ha consistido ese trabajo que no es sino un «compromiso» con la dieta.
También se ha hecho una importante labor de divulgación con 15 cursos en las escuelas de hostelería de todo el país, algunos en Castilla-La Mancha, y se espera que se hagan hasta 30 el próximo año.

 

Arroyo pide ayuda a la distribución para difundir la Dieta Mediterránea.

En cuanto a la difusión de los beneficios de la Dieta Mediterránea, Francisco Martínez Arroyo volvió a incidir en la necesidad de «presumir» de esa dieta, con un esfuerzo que implique a toda la cadena para hacer llegar esas bondades al consumidor.
En cuanto a la hostelería, siendo «importante» el trabajo que se ha hecho llegando a esos 670 restaurantes, se han propuesto el objetivo de sumar 1.200 en el plazo de dos años. Pero reconoció que “debemos incidir más en la distribución” porque, según explicó, la mayor parte de los consumidores alcanzan esos productos a través de ese canal, la distribución.
«Es necesario reforzar los lazos y las sinergias con la distribución» ya que hay que poner al alcance de los consumidores el conocimiento sobre lo mejor de nuestros productos, vinculados a un territorio que hace posible la agricultura y la ganadería y que «hacen posible ese paisaje que nos representa a todos». «Para eso la distribución es indispensable» zanjó, consciente de que es «el mayor reto que tiene la Fundación Dieta Mediterránea».
Martínez Arroyo recordó que la Dieta Mediterránea ha sido declarada como «la dieta más sostenible» por la FAO, la agencia para la agricultura y la alimentación de Naciones Unidas, y la dieta «más saludable» por la OMS, y es Patrimonio Inmaterial de la Humanidad de la Unesco. «Un auténtico tesoro», concluyó el titular de Agricultura.