PSOE gana en votos, empata con PP, entra Vox y Cs es llave

E. REAL JIMÉNEZ
-
El candidato socialista, Emilio Sáez, fue el más votado por los albacetenses. - Foto: José Miguel Esparcia

Los 27 sillones del Pleno municipal se repartirán entre cinco formaciones; entre las tres derechas suman la mayoría, 15

La capital tuvo que esperar hasta la una menos veinte de la mañana para conocer el 100% del escrutinio. El resultado arrojado es de los más emocionantes para los analistas políticos que se recuerda en los últimos años. Partido Socialista y Partido Popular empatados a nueve concejales y con apenas un millar de votos de diferencia que se decantaron hacia la formación del puño y la rosa, que fue quien se alzó con la mayoría del respaldo ciudadano. Ahora, como pasara hace 40 años, con las elecciones con las que arrancó la democracia, serán los pactos los que determinen el gobierno municipal.
El Pleno del Ayuntamiento de Albacete estará integrado por cinco grupos municipales, porque Ciudadanos, que no consiguió el sorpasso que muchos vaticinaban (en las recientes Elecciones Generales la formación naranja sí quedó por delante en votos a los populares), será la llave para gobernar. 
La candidatura encabezada por Vicente Casañ tendrá que decantarse, dejarse querer y, a tenor de cómo ha actuado en otros ayuntamientos y comunidades autónomas, ni PP ni PSOE tienen nada garantizado. Ninguno puede respirar tranquilo. Y Casañ, además, en sus primeras declaraciones -antes de que el resultado de las urnas fuera definitivo- jugaba al despiste y decía que «hay que valorar las distintas confluencias programáticas».
Al igual que le ocurriera en los comicios del 28 de abril, Vox entra en el Ayuntamiento, pero lo hace con menos fuerza de la que se había vaticinado. Aún así, su único concejal será bienvenido  si las tres derechas deciden llegar a un acuerdo de gobierno, puesto que sumarían 15 concejales. Una opción con muchos puntos y que mantendría en el sillón de alcalde al popular Manuel Serrano.
No podrían ser superados por una propuesta de izquierdas, puesto que la alternativa de Unidas Podemos se ha quedado con tres concejales y ha perdido mucho fuelle en relación al respaldo que logró, en los anteriores comicios municipales, la confluencia de izquierdas que se presentó bajo la marca  de Ganemos, y que en 2015 consiguió cinco concejales.
No le quedará más remedio a la lista de Emilio Sáez que tratar de llegar a la Alcaldía consiguiendo el favor de Ciudadanos. Tendrá que intentar hacer valer también que no han sido pocas las veces que el partido naranja ha defendido -durante las semanas de precampañas y campañas que se han ido sucediendo- que quien tiene que gobernar es la lista más votada. 

(Más información en edición impresa)