El CHUA lleva ya 1.000 consultas de vacunación internacional

T.R
-
Dos viajeros reciben información en la Consulta del Viajero por motivos de trabajo. - Foto: José Miguel Esparcia

El 62,12% de los viajeros se vacunó frente a la fiebre amarilla y un 55,79% recibió el fármaco antimalárico

Desde el 1 de enero hasta ahora son ya un millar las consultas atendidas en el Centro de Vacunación Internacional del Complejo Hospitalario Universitario de Albacete que desde hace unos meses, con el inicio de las obras de derribo del CAS, se ha trasladado a la planta sótano del Hospital Perpetuo Socorro. De ellas, 582 se corresponden con primeras consultas y 419 con sucesivas. Si bien la demanda de atención y tratamiento preventivo en la Consulta del Viajero es continua durante todo el año, en los meses de verano, época del año en que se incrementan notablemente los viajes turísticos, crece sensiblemente.
El de Albacete es el Centro de Vacunación Internacional de toda la comunidad autónoma que mayor número de viajeros atendió en el año 2018, mientras que el del Complejo Hospitalario de Toledo fue el que mayor número de vacunas administró y recomendó. Del millar de consultas viajeras atendidas en el Complejo Hospitalario Universitario de Albacete en lo que va de año, un 30% accedió a este dispositivo por viajes a países en los que se exigía el certificado internacional de vacunación. 
De ellos, el 62,12% fue vacunado frente a la fiebre amarilla, seguida en un 16% de los casos de la meningitis tetravalente; ya en menor medida un cuatro por ciento de los viajeros fueron inmunizados frente a la encefalitis japonesa, y poco más de un uno por ciento recibió dosis de la encefalitis centroeuropea.
Debido a que la malaria sigue siendo todavía endémica en muchos países en vías de desarrollo es por lo que la profilaxis antimalárica llega a un alto porcentaje de usuarios de este recurso. En concreto, la jefa del Servicio de Medicina Preventiva y coordinadora de la Consulta del Viajero, la doctora Máxima Lizán, recordó que de las 582 nuevas visitas al Centro registradas este año, 324, es decir, el 55,7%, recibió este tratamiento, y de ellos la mayoría, el 92% (298), optó por el fármaco atovacuona-proguanil que se comercializa con el nombre de malarone. La administración del fármaco frente al paludismo es fundamental en los viajeros con riesgo de contraer la enfermedad, porque la misma se transmite por picaduras de mosquitos, por lo que el uso de medidas de barrera (repelente de insectos, ropa adecuada y mosquiteras) no es suficiente para impedir sufrir esta patología de la que sigue muriendo mucha gente.

(Más información en edición impresa)