Bailar en sitios inesperados

A.G
-

El DJ albacetense Don Flúor propondrá un repaso a «los mejores éxitos de la música de discoteca de todos los tiempos» en su sesión nocturna en la Plaza del Altozano

Don Flúor, durante su actuación en un mercado murciano. - Foto: Pablo Ferao

El Verano Cultural del Ayuntamiento de Albacete ofrece hoy martes una cita peculiar: una sesión de música de baile a las 22 horas en la Plaza del Altozano. Correrá a cargo de Don Flúor, el nombre artístico de Rafa López, DJ y productor de origen albaceteño y afincado en Murcia.
El artista llega a esta sesión  atípica entre una apretada agenda de eventos veraniegos, en la que encadena presencias en festivales, clubes, discotecas y algunas curiosas actuaciones promocionales en la Región de Murcia.
Pese a ello, la sesión de hoy es una cita especial para Don Flúor. «Soy albaceteño y actuar en la Plaza del Altozano tiene un valor extraordinario, es un lugar muy representativo y querido», explicó López, avanzando algunas ideas sobre lo que podrán escuchar los asistentes a la actuación de esta noche: «no me gusta llevar preparado todo el track list, pero mi idea es que puedan disfrutar de los mejores éxitos de la música de discoteca de todos los tiempos». «El objetivo es hacer algo popular, que sea divertido y que la gente pueda bailar», añade el DJ, quien tiene como objetivo «llevar la música electrónica al máximo de público posible». 
López explica que tiene también concertada una fecha para la Feria de Albacete, por lo que añade con humor que sólo «me voy a quedar con las ganas de actuar en Los Invasores». Ese comentario enlaza con una de sus últimas experiencias, que le llevó a promocionar el festival Animal Sound, del que es embajador, en diversos espacios emblemáticos de la Región de Murcia. Entre ellos, el mercado de La Fama, «un espacio que me encantó, porque me resulta brutal pinchar en uno de esos sitios inesperados y ver la reacción de la gente». También el Teatro Romano de Cartagena, «otra experiencia potente», el Club Náutico de San Javier,  la terraza del edificio Moneo de Murcia o el edificio bioclimático de Yecla.

(Más información en edición impresa)