La ropa usada recogida superó los 500.000 kilos en 2019

REDACCIÓN
-

En noviembre ya se sobrepasaron los datos de todo 2018, cuando se llegó a 485.000 kilos, y respecto a hace cinco años el aumento de las prendas retiradas creció en 200.000 kilos

La ropa usada recogida superó los 500.000 kilos en 2019

El año recién finalizado marcará unas excelentes cifras para el programa de recogida de ropa usada, iniciativa que en Albacete se desarrolla a través del proyecto Fuera de Serie, impulsado por la Fundación El Sembrador, vinculada a Cáritas. Y es que a falta de los datos de diciembre, de enero a noviembre se recogieron más de medio millón de kilos de ropa usada en los diferentes contenedores que hay distribuidos. En concreto, a 30 de noviembre se llevaban recogidos 502.522 kilos de prendas utilizadas, cuando en todo 2018, según los datos del Consorcio Provincial de Medio Ambiente, se llegó a los 484.862 kilos de ropa usada.Y si nos remontamos a hace cinco años, el aumento es espectacular, con un incremento de prácticamente 200.000 kilos entre 2014 y 2019.
Cabe recordar que el proyecto Fuera de Serie persigue, básicamente, la inserción sociolaboral a través de la recogida, selección, higienización y venta de ropa. Se trata de un modelo de corresponsabilidad y colaboración social en la superación de situaciones de exclusión. En este punto, según explican los responsables del proyecto, el impulso inicial de la Fundación el Sembrador no hubiera sido suficiente «sin la colaboración y apoyo» de la Junta de Comunidades, así como de la Diputación de Albacete -a través del Consorcio Provincial de Medio Ambiente- y de los diversos ayuntamientos en cuyos municipios realizan recogidas.
Objetivos. Esta iniciativa tiene varios objetivos, siendo el primero social, para lograr «a través de una actividad laboral la inserción de personas en situación o riesgo de exclusión social». Y es que una parte importante de las personas que trabajan en Fuera de Serie provienen de itinerarios de inserción desarrollados por Cáritas Diocesana y otras entidades sociales de la provincia, que encuentran en esta empresa de inserción la herramienta necesaria para hacer de puente entre los talleres de formación y el mercado laboral. En Fuera de Serie entienden el empleo «como uno de los principales mecanismos de integración social, ligar la inclusión social con el desempeño de un trabajo es el único medio para que una persona recupere su dignidad y ejerza el derecho que le asiste como ciudadano para gobernar su vida y ser independiente».

Más información en edición impresa