«El poemario salió con el título 'Sing of Collapse'»

A.D
-
Antonio Rodríguez Jiménez - Foto: Arturo Pérez

El escritor albacetense Antonio Rodríguez Jiménez está presente en el mercado norteamericano. Uno de sus poemarios, Los signos del derrumbe, ya está editado en versión bilingüe para aquel mercado.

¿Cómo surgió esta propuesta de traducción al inglés?
Ha sido con el poemario Los signos del derrumbe,  que se publicó en 2014 y obtuvo el premio internacional Antonio Machado, publicado por Hiperión. Unos meses después un profesor y traductor de Miami, poeta, que se llama Jorge Rodríguez Miralles, que había traducido otros poetas españoles, estaba buscando un autor contemporáneo. Le gustaron los poemas de Los signos del derrumbe, contactó conmigo a través de internet, me contó su proyecto   y acepté. Ha ido publicando estos cuatro años algunas de esas traducciones en revistas especializadas en poesía de Estados Unidos, hasta que surgió el interés de una editorial para publicar el libro completo y salió  Los signos del derrumbe en edición bilingüe, inglés y español.  
¿Quién lo publicó?
Fueron varias las editoriales interesadas, tres en concreto, pero nos decidimos por Clare Songbirds Publishing House, de Nueva York. Tiene tres años de andadura pero su pretensión es abrirse a autores internacionales y habían publicado otros, pero todos escritores que escriben en inglés.  Al final, decidimos confiar en ellos. Mi poemario salió en enero, en edición bilingüe,  con el título de Sing of Collapse.
Están empezando a distribuirlo ahora, según me dijo la directora de operaciones de la editorial, porque salió de imprenta a primeros de año. 
¿Por qué edición bilingüe?
A mí siempre me han gustado y creo que da más juego para que el lector pueda juzgar y si conoce un poco la lengua original, puede comparar las dos versiones y disfrutar de ambas.  En Estados Unidos, además, era importante hacerlo así porque el español es la segunda lengua y dado el enorme número de estudiantes de español que hay, ya que la lengua original era español, era atractivo.
También les hizo a ellos, a la editorial, ilusión porque efectivamente, nuestra lengua en Estados Unidos está en auge, no sólo por el número de hablantes, que no deja de crecer. También desde el punto de vista literario, porque está muy de moda la literatura en español, que se estudia en las Universidades más importantes y hay un interés muy grande y creciente por esta lengua y la literatura escrita.  
¿También el traductor estaba de acuerdo con esto?
Seguro, a Jorge Rodríguez Miralles le pareció muy bien que apareciera el libro en ambos idiomas.  
¿Satisfecho con la traducción?
Es muy buena. Jorge Rodríguez Miralles hizo un trabajo excelente. Es un gran traductor, también es escritor, y es un hombre muy generoso. Estuvo en contacto conmigo y me consultó absolutamente todo. También, en este proceso ha recibido ayuda de otros intelectuales como el poeta Alfred Corn o Susan Reilly, una profesora de Literatura.  Es un trabajo, que creo, ha quedado muy bien. Es un esfuerzo muy importante, porque han sido cuatro años para llevarlo a cabo.  
¿Qué expectativas tiene?
Hay que ver cómo funciona Sings of Collapse, que la editorial quede contenta, que tenga el eco esperado y quién sabe, si se podría ampliar, hay ya otra traducción terminada.