El Albacete paga una plantilla descompensada

J.L. Royo
-

El equipo comienza a sufrir los efectos de tener pocos efectivos y posiciones con un solo futbolista como es el caso del lateral izquierdo

Ramis y Mauro Pérez hablan antes de un partido. - Foto: Josema Moreno (Masquealba)

El Albacete, conforme avanza la temporada, comienza a pagar la confección de una plantilla corta y descompensada y tras sumar en Tenerife su segunda derrota consecutiva, los síntomas están empezando a ser mucho más palpables y, sobre todo, preocupantes porque el equipo ha pasado de estar metido en zona de playoff de ascenso a comenzar a mirar de reojo hacia los puestos de descenso.
Ramis ha estado media primera vuelta haciendo malabares para cubrir las lógicas bajas que se producen a lo largo del campeonato, colocando a jugadores fuera de su posición natural y descuadrando el equipo en cuanto surge el primer inconveniente tal y como se pudo comprobar el pasado sábado con la lesión de Fran García.
Sin otro lateral izquierdo  en la plantilla, Ramis tuvo que mover a tres jugadores de posición. Alberto Benito cambió el lateral derecho por el izquierdo, Caro pasó del centro de la defensa al lateral derecho y Karim Azzamoun se colocó como defensa central para dejar hueco a Barri, sustituto de Fran García, en el centro del campo. Vamos, lo que el director de cine albacetense José Luis Cuerda denominaría como un sindiós.

 

(Más información en la edición impresa)