Nace una plataforma de bebés robados con 30 casos de la región

S. GALA
-

Rosana Cantero preside desde su reciente creación esta asociación que pide a las instituciones que les abran las puertas y no les pongan trabas a la hora de la búsqueda de documentación

María del Prado Gonzalo dio a luz a una niña en el hospital Virgen de Alarcos, de Ciudad Real, en el año 1981. Entonces tenía 23 años y la ingresaron a las 32 semanas de gestación porque supuestamente le estaba subiendo la tensión de forma preocupante, por lo que al cumplir las 35 semanas le practicaron una cesárea. Su hija fue llevada a la incubadora, mientras ella permaneció siete días en la UVI del centro hospitalario.
Su madre le acompañaba en el hospital y mientras a ella la llevaron a hacerle una analítica, la feliz abuela subió a la planta donde estaban las incubadoras a ver a su «chiquitina». Pero al volver del análisis, María del Prado escuchó que la «chiquitina» había muerto, algo que a su madre le pareció imposible porque acaba de visitarla.
Pidió llevar a su niña a su pueblo natal para enterrarla en una tumba familiar, pero al cabo de unos diez años esta tumba se abrió para hacer una reducción de restos y en la caja de la pequeña no había nada.
Desde entonces, María del Prado está buscando a su niña y forma parte -como vicepresidenta- de la recién creada Plataforma de bebés robados de Castilla-La Mancha. La presidenta de esta nueva asociación regional es Rosana Cantero, que busca a uno de sus hermanos, un bebé al que le perdieron la vista poco después de nacer, en el traslado a otro centro hospitalario.
Cantero quiso presentar públicamente ayer la Plataforma, y explicó que se ha creado al ser conscientes de que en Castilla-La Mancha también existía una trama de sustracción de bebés, que se concentraba fundamentalmente en Ciudad Real, pero ocurrió en distintos hospitales de las cinco provincias.
Pese a las trabas administrativas que dicen encontrarse en muchos de los momentos de la personal investigación que han iniciado los afectados, la presidenta de la plataforma aseguró que también han dado «pasos muy importantes».
Esperan que al darse a conocer, aquellas personas que tengan casos similares o sospechen que han podido ser víctimas de esta trama se pongan en contacto con la plataforma -a través de la dirección de correo electrónico que proporcionó: plataformabebesrobadosclm@gmail.com-, y de este modo «tener más fuerza» todos juntos.

asistencia jurídica. Por ahora, se han constituido como plataforma con 30 casos de Castilla-La Mancha, pero sospechan que son muchos más, e incluso podría multiplicarse por 10 esta cifra, y pretenden asesorarles para recorrer juntos este camino.
Cantero dijo además que piden asistencia jurídica para la plataforma, ya que son muchos los casos de niños robados que se están archivando porque prescriben. A esto se suma la petición de que se cree una Comisión de investigación que va hacer el Grupo Parlamentario Socialista en las Cortes.
Por su parte, María del Prado Gonzalo concretó que uno de los problemas que se encuentran a la hora de buscar documentación sobre sus hijos en los hospitales es que no aparecen los expedientes en las historias clínicas de las madres, pero sí los de posteriores partos. «¿A quién quieren engañar? Ya no somos aquellos matrimonios jóvenes ni aquellos niños que esperaban con ilusión a sus hermanos», recalcó.
Por ello, aseguró que claman por «que se haga justicia y por nuestro derecho a la verdad». Porque no sólo se encuentran con obstáculos en los hospitales, sino también en los Registros donde van a solicitar el «legajo» o la partida de defunción de sus bebés, recibiendo en algunos la contestación de que es un documento privado y que no se los pueden proporcionar; y el Obispado o las diócesis, donde tampoco les dejan consultar en los libros sobre si los niños recibieron las aguas del socorro.
«No vamos a parar hasta que encontremos a nuestros niños y sepamos la verdad», sentenció .