Page llevará el trasvase en su primer viaje a Moncloa

La Tribuna
-

El jefe del Ejecutivo regional avanza que el problema del agua será lo primero sobre lo que discutirá cuando Sánchez sea confirmado como presidente

Emiliano García-Page, presidente electo de Castilla-La Mancha. - Foto: Ví­ctor Ballesteros

El presidente electo de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha avanzado que toda vez que Pedro Sánchez consiga conformar Gobierno, lo primero que hará como líder del Ejecutivo castellano-manchego será «discutir» con el Gobierno nacional la situación de los trasvases y la problemática del agua.
A preguntas de los medios, ha apuntado que hay «otras cosas» que se han abordado «de manera más rápida», si bien ha aclarado que el actual Gobierno de Pedro Sánchez está en situación de interinidad.
En este punto, García-Page ha lamentado que «toda el agua que va al Levante» les parece «poca». «Se ha ido de madre el debate y cambiar la realidad es la gran apuesta de esta legislatura», ha aseverado el líder autonómico.
Para el presidente castellano-manchego, los trasvases responden a «un modelo caduco», y cuando haya Gobierno en La Moncloa pedirá acabar con él «de manera más insistente y clara». «Pediré que cumplan con la ley, la misma que exigimos que se cumpla en otras cosas. En pocas semanas vamos a saber qué caudal ecológico se propone, y tiene que ser muy superior».
Los trasvases, para el presidente regional, son una política que «sólo producen incomprensión en una parte del país y frustración en el resto».