Un mito de 11 millones de euros

SPC
-
Un mito de 11 millones de euros

Bugatti ha exhibido en Ginebra 'La Voiture Noire' una interpretación moderna del Type 57 SC Atlantic

Deseado por muchos, adquirido por un desconocido, pero simplemente inalcanzable. La marca francesa de lujo Bugatti ha desvelado en el reciente Salón de Ginebra el coche más caro hasta la fecha fabricado, La Voiture Noire 1, un espectacular vehículo que solo ha producido una unidad y cuyo precio de venta ha sido de 11 millones de euros.
Este hiperdeportivo es un homenaje al legendario Bugatti Tipo 57 SC Atlantic, y para su fabricación se ha utilizado fibra de carbono y se ha montado un propulsor de gasolina de ocho litros, 16 cilindros y cuatro turbocompresores que generan una potencia de 1.103 kW, que equivale a 1.500 caballos y con 1.600 Nm de par motor.
Según la casa gala, su comprador ha sido un coleccionista de automóviles, del que no ha desvelado su identidad. Se cree que el nieto del fundador de Porsche, el austríaco Ferdinand Piech es el afortunado que ha desembolsado ese dinero para añadirlo a su colección. Además, Piech es el exjefe ejecutivo del Grupo Volkswagen, los actuales dueños de Bugatti. Durante su mandato, se ganó la reputación de apoyar algunos de los proyectos de desarrollo más costosos del grupo automovilístico.
En el mundo del automóvil, La Voiture Noire es un nombre con una resonancia especial, ya que el hijo de Ettore Bugatti , Jean, desarrolló y condujo uno de los cuatro únicos coupés tipo 57 SC Atlantic que se desarrollaron.
Jean llamó a su Atlántico La Voiture Noire, que significa el automóvil negro. Este coche desapareció sin dejar rastro antes de la Segunda Guerra Mundial y hoy en día es considerado uno de los grandes misterios en la historia de la automoción, por lo que de aparecer sería increíblemente valioso.
Para Bugatti, La Voiture Noire es más que una simple reminiscencia del Atlántico, ya que con este vehículo quiere rendir tributo a una larga tradición, a Francia y al trabajo creativo de Jean Bugatti, según revela su actual presidente, Stephan Winkelmann.
La casa francesa no ha precisado la velocidad que puede alcanzar su nueva joya de la corona, pero sus características son similares a otras increíbles piezas de ingeniería de la firma como el Chiron, que es capaz de acelerar de 0 a 100km/h en tan solo 2,4 segundos y puede alcanzar una velocidad máxima de 400 km/h.
De su interior no hay ninguna imagen, pero es de suponer que todo el vehículo estará recubierto del más exclusivo cuero y fibra de carbono, todo ello hecho a mano con artesanía y esmero. 

Un mito de 11 millones de euros
Un mito de 11 millones de euros
Un mito de 11 millones de euros
Un mito de 11 millones de euros