Aves en el ciclo del agua

REDACCIÓN
-
Voluntarios de Aguas de Albacete, en un momento de la observación de aves. - Foto: Aguas de Albacete

Voluntarios de Aguas de Albacete realizaron un censo de invierno de los pájaros que pasaron por sus plantas de captación y tratamiento, con 400 observaciones de 45 especies distintas

La empresa mixta Aguas de Albacete ha realizado un censo de invierno de aves en sus instalaciones del ciclo del agua. La acción, llevada a cabo por personal voluntario de Aguas de Albacete, se enmarca en el proyecto de ciencia ciudadana BiObserva, puesto en marcha en 2017. Con casi dos años de existencia, los voluntarios de Aguas de Albacete que participan en BiObserva realizaron más de 400 observaciones de 45 especies distintas de aves, entre ellas, la tórtola europea, que se encuentra gravemente amenazada. 
Hay que señalar que BiObserva es un proyecto de ciencia ciudadana, pionero e innovador, impulsado por Aguas de Albacete, donde el personal voluntario es la propia plantilla de trabajadores y trabajadoras que durante el año realizan observaciones de aves en sus centros de trabajo. Enmarcado en los actos de celebración del Día Mundial de la Educación Ambiental, se realizaba el censo de invierno en las instalaciones de la Estación de Tratamiento de Agua Potable (ETAP), en la Estación Depuradora de Aguas Residuales (EDAR) y en la balsa de captación. 


Dos fases. El proyecto de voluntariado corporativo consta de dos fases. Así, en la primera, el personal voluntario recoge datos de observación de aves, para en una segunda fase realizar un estudio más completo de la información recogida. 
Según informó en nota de prensa la compañía, el programa BiObserva «implica al personal de las instalaciones en la conservación de la biodiversidad local, empezando por el entorno natural de los centros que gestiona Aguas de Albacete». 
Pero además, para todos los ciudadanos que quieran conocer una información más detallada sobre el desarrollo de esta iniciativa existe una web, la de BiObserva, cuya dirección es www.biobserva.com/aguasdealbacete, y en la que se recogen los datos de las observaciones, permitiendo hacer consultas personalizadas. Aguas de Albacete explicó que este proyecto tiene múltiples beneficios. «Conocimiento del propio entorno por parte de los empleados, información para implantar acciones de biodiversidad, y puesta en marcha de medidas de estudio ambiental como las cajas nido o el anillamiento de aves».
Así las cosas, BiObserva implica al personal en la conservación de la biodiversidad local, empezando por el entorno natural de la planta de tratamiento y en la depuradora. 
Hay que señalar que el 86% de los voluntarios de BiObserva están satisfechos con el programa. Son los resultados de una encuesta realizada en 2017 entre voluntarios de esta iniciativa, y fueron dados a conocer a principios de enero. Además, opinaron que la web (94%) y el póster (92%) creados para el proyecto son buenos o muy buenos. 
El 66% de los participantes en el cuestionario declaró que el proyecto les aporta «la satisfacción de poder contribuir al conocimiento natural» y el 62% dijo que «ha mejorado su capacidad de observación del entorno».
Según esta encuesta del proyecto BiObserva, el programa ha creado un cambio de hábitos en ellos ya que la mayoría (59%) no tenían conocimientos de aves.
Desde noviembre pasado están abiertas las encuestas para los voluntarios dados de alta en 2018.