scorecardresearch

Juan Manuel Munera tuvo una tarde para olvidar en Las Ventas

Javier López (Efe)
-

El villarrobledense compartió plaza con Sergio Galán y Leonardo Hernández en la primera cita con los rejones de la feria madrileña, que concluyó sin trofeos

Juan Manuel Munera, durante su actuación en Las Ventas. - Foto: Zipi Aragón (Efe)

Sergio Galán y Leonardo Hernández hicieron lo más destacado del primer festejo de rejones de la Feria de San Isidro, en un espectáculo tibio y sin trofeos tangibles por los desaciertos de ambos en la suerte suprema, y en el que Juan Manuel Munera no tuvo su tarde.

El de Villarrobledo recibió silencio tras sus dos toros, con tres pinchazos y rejón trasero en el tercero de la tarde y dos pinchazos y descabello en el sexto. Por su parte, Galán  obtuvo silencio en el primero y ovación en el cuarto, mientras que la actuación de Hernández le deparó una ovación tras petición en el límite en el segundo y aviso y ovación, tras leve petición, en el quinto.

 Munera tuvo una actuación para olvidar en su primero, en la que predominaron las pasadas en falso y banderillas al suelo, además de dejarse tropezar las monturas en alguna ocasión y de fallar en numerosas ocasiones con el rejón de muerte. Algo más entonado se mostró el jinete villarrobledense en el sexto, aunque en la faena también hubo notables desigualdades que hicieron que aquello no tomara el vuelo deseado.

La plaza registró tres cuartos de entrada (18.567 espectadores según la empresa) en tarde primaveral, aunque con lluvia durante los dos primeros toros. 

Los rejoneadores se enfrentaron a seis toros reglamentariamente despuntados para rejones de Fermín Bohórquez, de buenas y parejas hechuras, y, aunque mansurrones, en general dejándose en mayor o menor medida.

El rejón de muerte privó a Galán y Hernández de recibir trofeos, aunque el público disfrutó de sus actuaciones. No se explica que el cordobés no cortara una oreja al segundo, que había ganado de ley, pero el palco fue cicatero.