Salamanca celebra el centenario del obispo Mauro Rubio

E.F
-
El obispo montealegrino Mauro Rubio - Foto: Diócesis de Salamanca

El prelado nacido en Montealegre del Castillo ocupó la sede salmantina durante 31 años, de 1965 a 1991, y siempre mantuvo una relación muy estrecha con su localidad natal

Durante el presente año, la Diócesis de Salamanca celebrará diversos actos para recordar la figura del obispo Mauro Rubio, quien estuvo al frente de esta sede durante  31 años, entre 1964 y 1995. Fue una de las cabezas visibles de la renovación de la Iglesia Católica durante el régimen franquista y un activo participante en el movimiento de  aggiornamiento que cristalizó en el Concilio Vaticano Segundo.
Al prelado no sólo le recuerdan en Salamanca, sino también en Montealegre del Castillo, ya que nació allí hace justo 100 años, en enero de 1919. Se le recuerda en el municipio no sólo por su nacimiento  sino también porque siempre que pudo y estuvo en su mano, hizo todo lo que pudo por su localidad natal, como recuerda su «primo segundo» y actual alcalde de la localidad, Sinforiano Montes.
Rubio se traslado muy joven con su familia a Madrid, donde hizo sus estudios de Primaria y Secundaria. Al estallar la Guerra Civil, se trasladó con sus parientes a Montealegre del Castillo en busca de tranquilidad pero, al comprobarse que la situación aún era insegura, se refugió con sus progenitores y hermanos en la  legación diplomática del Paraguay.

(Más información en la edición impresa)