Las VTC sopesan dejar Barcelona por las cesiones del Govern

SPC
-

El anuncio se produce después de que la Generalitat ofreciera aumentar una hora el tiempo de precontratación obligatoria para estos servicios, una medida que los huelguistas votan hoy

Uber y Cabify dejarán Barcelona por las cesiones del Govern - Foto: Quique García

El conflicto del taxi contra los vehículos de transporte con conductor (VTC) continuó ayer por quinto día consecutivo en Barcelona y segundo en Madrid sin que se vean visos de una solución a corto plazo, ya que el sector se está radicalizando cada día que pasa y los ánimos se reflejan en su eslogan de Guerra, guerra, guerra, ni un paso atrás.
El Gobierno catalán ha puesto sobre la mesa una nueva propuesta de decreto ley que, gracias a su «robustez jurídica», blinda que los entes locales puedan obligar a contratar con una hora de antelación los servicios de vehículos de alquiler con conductor, los VTC, si se cumplen una serie de requisitos.
El nuevo redactado ha enojado a los representantes de la patronal Unauto VTC, que agrupa a empresas como Uber y Cabify, que han acusado a la Generalitat de «ceder al chantaje» del taxi y han anunciado que se irán de Barcelona si se aprueba. Cabify, sin embargo, se apresuró anoche a precisar que aún no han tomado ninguna decisión al respecto. Lo que sí anunciaron ambas plataformas es que suspendían temporalmente su actividad en la capital catalana a raíz de las agresiones sufridas durante una manifestación de taxistas.
Desde Élite Taxi, su portavoz Alberto Álvarez avanzó que el colectivo de manifestantes barceloneses vota hoy si acepta la nueva propuesta de la Generalitat de incrementar hasta una hora el tiempo obligatorio de aviso de un vehículo de alquiler con conductor VTC.
El gremio está enrocado en una huelga indefinida con medidas de presión y corte de los accesos al centro de las dos ciudades más importantes del país y amenaza con endurecer sus protestas e, incluso, bloquear la apertura de Fitur que comienza hoy en Madrid y que espera recibir hasta el domingo más de 250.000 visitas de todo el mundo.
El presidente de la Comunidad, Ángel Garrido, que se reunió con representantes de Unauto, Uber y Cabify, explicó que está dispuesto a legislar, pero para garantizar la convivencia entre taxis y VTC, no para eliminar a un sector.
El presidente de la Federación Profesional del Taxi de Madrid, Julio Sanz, anunció que desde la Alcaldía madrileña se hará una invitación a la Comunidad para establecer una comisión conjunta entre Comunidad, Ayuntamiento y taxistas para que entre todos se acerquen posturas. En este punto, advirtió de que «la Comunidad tiene que definir cuestiones como la precontratación, la captación de clientes, servicios mínimos, especificaciones técnicas del vehículo». 
Con motivo de la apertura de Fitur, los taxistas aseguraron que harán «todo lo posible para hacer patente su malestar» aunque subrayaron que «sus majestades los Reyes no tendrán ninguna dificultad para inaugurar el evento». «Dentro de eso, entrará todo lo que legalmente se pueda hacer; coincide que es Fitur, pero en el día a día recogemos a más de 500.000 usuarios». 
Sobre la Feria, Sanz indicó que sintiéndolo mucho, la supervivencia de 22.000 familias está en juego y no van a renunciar a sus derechos». 
La ministra de Industria, Reyes Maroto se mostró muy preocupada por el impacto de la huelga del taxi en Fitur y la «imagen de bloqueo» de la capital y defendió que «el Ejecutivo ya hizo en su momento lo que tenía que hacer» y las negociaciones están ahora en manos de regiones y ayuntamientos.