El 33% de los fallecidos en carretera fue por velocidad

T.R
-

Los agentes de la Guardia Civil de Tráfico pusieron más de 13.600 sanciones por superar los límites establecidos en las carreteras provinciales

Un radar fijo instalado en una carretera controla la velocidad de los vehículos. - Foto: Lola Ortiz

La Estrategia de Seguridad Vial 2011-2020 fija como objetivo principal que la tasa de fallecidos por siniestros de tráfico por millón de habitantes no sea mayor de 37. Circular a una velocidad adecuada podría evitar prácticamente una cuarta parte de los fallecidos en accidente de tráfico. Por ello, la Dirección General de Tráfico ha puesto en marcha una nueva campaña de vigilancia y control de la velocidad para la próxima semana, entre el 12 y 18 de agosto, coincidiendo precisamente con uno de los puentes del año, el de la Virgen de Agosto, en el que se registran mayor número de desplazamientos por las carreteras españolas.
En el 22% de los casos de accidentes mortales ocurridos el año pasado se apreció la velocidad como un factor concurrente. Un porcentaje que se supera en lo que llevamos de año en la provincia de Albacete, hasta el 33,4%, ya que son tres las personas que han perdido la vida en accidentes de circulación debido a una velocidad inadecuada, ocho heridos graves y 18 los heridos leves en un total de 20 siniestros de tráfico, de un total de nueve fallecidos en vías interurbanas (se llega a las 10 con una más en un accidente ocurrido en vías urbanas).
El año pasado, según datos facilitados por la Jefatura Provincial de Tráfico de Albacete de 63 accidentes que tuvieron como factor desencadenante la velocidad, sólo hubo una víctima mortal, 16 heridos graves y 65 leves.
Un número no obstante muy inferior a los 79 accidentes mortales en los que la velocidad fue un factor desencadenante ocurridos en 2009 en la provincia de Albacete, que se saldaron con una terrible cifra de muertos, 17, además de 36 heridos graves y 84 leves. También en 2007 hubo 154 siniestros debidos a esta causa, con 11 fallecidos, 77 heridos graves y 145 leves. En 2008 la cifra de accidentes por velocidad se elevó a 126, con siete muertos, 60 heridos graves y 125 leves. No obstante, desde esos años trágicos la cifra de víctimas mortales en accidentes por un exceso de velocidad fue bajando, de nueve muertos en 2010, a cinco en 2011,  y con ligeras oscilaciones con subidas como las registradas en 2013, 2014 y 2016, en los que el número de muertos por velocidad inadecuada de los vehículos implicados subió hasta los cinco fallecidos, seis y siete, respectivamente. En el acumulado de los últimos 14 años muestra una cifra espeluznante de 893 accidentes mortales, con el resultado de 76 muertos, 349 heridos graves y 938 leves. Datos que por sí solos deberían hacer reflexionar a los conductores sobre las consecuencias de pisarle de más al acelerador durante la conducción.
En cuanto al número de multas por exceso de velocidad puestas por los agentes durante el 2018 superaron las 24.000, en concreto, 24.285, según los datos ofrecidos por la Jefatura Provincial de Tráfico. Cifra que en lo que llevamos de año ya alcanza las 13.608 denuncias.
(Más información en edición impresa)