Berni: «O buscábamos soluciones o desapercía el club»

J.L. Royo
-
Berni, durante el partido ante el Atlético Albacete de esta temporada. - Foto: Rubén Serrallé

El jugador se hace cargo del Villarrobledo junto a su hermano Alfonso

Bernardo de La Cruz, Berni, es uno de los capitanes del Villarrobledo y desde ayer dirige el club junto a su hermano Alfonso, también futbolista, tras la espantada del anterior presidente José Antonio Duro debido al bloqueo económico que sufre la entidad por una importante deuda de más de 200.000 euros con la Seguridad Social.
En la tarde de ayer la nueva junta directiva se dio de alta en la Federación de Fútbol de Castilla-La Mancha y comenzarán a trabajar. «Vamos ver cómo está el enfermo y vamos a trabajar para buscar soluciones porque nos han dejado muchos problemas», afirmaba ayer a La Tribuna, Berni, que confirmaba que «entramos un poco a lo que nos han dicho, pero si no estás dentro de la directiva no puedes pedir información a ningún sitio porque no te la van a dar, por eso tenemos que fiarnos de la información que nos han dado y a día de hoy conocemos la deuda que hay con los jugadores y la de la Seguridad Social, aunque  hay alguna cosa más que se podrá solucionar, pero lo más preocupante es la deuda con la Seguridad Social y con alguna administración».
La decisión de hacerse cargo del Villarrobledo se ha visto forzada por la situación, pero tanto Berni como su hermano Alfonso «ya teníamos un proyecto preparado para el año que viene, sobre todo relacionado con la dirección deportiva y crear una escuela de fútbol base porque es triste que un club como el Villarrobledo no tenga cantera», pero todo cambió de la noche a la mañana. «Ha surgido así, no nos esperábamos que dimitiese y nos dejase así, había dos opciones, o que desapareciese el club o buscar soluciones, que creo que las hay y las encontraremos seguro».
Para ello Berni asegura que se rodearán «de gente profesional y de nuestra confianza, que pueda ayudarnos en temas sobre los que nosotros no sabemos». En este sentido, el futbolista tiene claro que «lo que queremos es hacer las cosas bien, sobre todo transparencia, cuando vas con la verdad por delante es más fácil».
La situación del Villarrobledo no es nueva y ya la pasada temporada los jugadores sufrieron grandes retrasos en los pagos. En este sentido, Berni reconoce que «hasta que no lo ves no te lo quieres creer, pero la pelota cada vez se ha hecho más grande».
Sin cobrar. Berni asegura que «al acabar la pasada temporada ya nos debían cuatro meses y jugar así un playoff de ascenso es muy difícil porque la gente estaba más centrada en pedir ayuda para comer o para pagar el alquiler».
Y es que estamos hablando de futbolistas de Tercera División, categoría en la que los sueldos dan «para ir al día y si a eso le sumas cuatro meses de retrasos es inaguantable. No es normal que en enero vayas con cuatro meses de retraso en los pagos», lo que quiere decir que los jugadores prácticamente no han cobrado esta temporada.

 

(Más información en la edición impresa).