La educación centra la nueva obra de Arturo Tendero

A.D
-
La educación centra la nueva obra de Arturo Tendero

EA! Teatro acoge, a las 21 horas, el estreno de 'Padres putativos', con dirección de Engracia Cruz

El poeta y dramaturgo Arturo Tendero, columnista de La Tribuna de Albacete, estrena hoy, a partir de las 21 horas, en EA! Teatro, la sala alternativa, su última obra, Padres putativos, con dirección de Engracia Cruz.
El autor comentó que «sin educación, el futuro es menos humano, por tanto la educación sirve para humanizar a las personas, para ir traspasando de generación en generación todo lo que se va descubriendo. La educación sirve para traspasar ideas, pero es más importante aún ir traspasando los valores para que sigan vivos, para que no se pierdan y esa es un poco la idea de la obra».
Padres putativos, decía «transcurre en un futuro indeterminado, bastante cercano y lo que veremos ahí es prácticamente lo que sabemos sobre la educación y la persona. Planteo la posibilidad de que a la especie humana le cueste reproducirse y entonces lo que hacen es delegar en androides seguir con la civilización y los educan para que mantengan viva esa civilización humana, esa es la idea de partida, como dice uno de los personajes, si un ser humano se cría lejos de la tutela de otros seres humanos, se convierte en una bestia; imagínate qué le puede ocurrir a un androide. También planteo que la educación no es una transmisión de información, es una experiencia que comparten el que educa y el educando, que enriquece a los dos».
Arturo Tendero habló sobre la «utilidad» del teatro y explicó que «cada género tiene una utilidad y la del teatro, creo, es agitar, remover las ideas y está claro que la educación en España está en un segundo plano de todo, cuando nos hace mucha falta ponerla en un primer plano. Es una obra de teatro en la  que intento dejar claro, mediante una historia, que la educación es importante, incluso cuando la especie humana esté a punto de desaparecer y deba transmitirse a androides muy humanizados, porque de lo que se trata es de mantener viva la obra que ha creado el ser humano, lo mejor de la civilización y eso, sin la educación, no se puede hacer».

(Más información en la edición impresa)