Turquía ve "legítima" su ofensiva en Siria

EFE
-

La operación 'Fuente de paz' cuenta con el visto bueno de Estados Unidos y Rusia. El Gobierno de Ankara anuncia que, una vez que los kurdos abandonen el territorio pactado, sus tropas iniciarán, junto con las de Putin, patrullas conjuntas de control

Turquía ve "legítima" su ofensiva en Siria - Foto: STOYAN NENOV

Turquía considera que su operación militar en el noreste de Siria está "legitimada" por los recientes acuerdos sellados con Estados Unidos y Rusia, ha declarado este miércoles el ministro de Exteriores turco, Mevlüt Çavusoglu.
"Los dos mayores países del mundo han aceptado la legitimidad de la operación Fuente de paz", se congratuló Çavusoglu en una entrevista con la agencia Anadolu emitida en directo por la mayoría de los canales de televisión turcos.
El ministro confirmó que, acorde al pacto alcanzado ayer en la ciudad rusa de Sochi entre el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, y su homólogo ruso, Vladímir Putin, las tropas turcas se quedarán de manera indefinida en el área en torno a las ciudades sirias de Ras al Ain y Tal Abiad, que conquistaron en las últimas dos semanas.
"El status quo se va a mantener hasta que se alcance una solución política", señaló el jefe de la diplomacia turca.
Çavusoglu subrayó que con el acuerdo firmado anoche se abre un plazo de 150 horas (seis días y seis horas) durante el que las milicias kurdosirias Unidades de Protección del Pueblo (YPG) se deberán retirar de una franja de 30 kilómetros de ancho a lo largo de toda la frontera turcosiria, desde la ciudad de Kobani, cercana al río Éufrates, hasta la linde iraquí.
Una vez terminado este plazo, tropas turcas y rusas iniciarán patrullas conjuntas en una franja de una anchura de 10 kilómetros a lo largo de la frontera, precisó el ministro.
De este acuerdo solo se exceptúa a Qamishli, considerada la "capital" de las regiones kurdas en el noreste de Siria, donde se ha mantenido desde el principio de la guerra civil un destacamento militar del régimen del presidente sirio, Bachar al Asad.
"Qamishli queda fuera del acuerdo de las patrullas conjuntas para evitar un enfrentamiento con las tropas del régimen, pero las YPG también deberán retirarse de la ciudad", aseveró el ministro.
En el resto de la zona fronteriza, Damasco "no tiene capacidad ni autoridad" para retomar el control, por lo que "lo hará Rusia, como país garante", agregó.
Çavusoglu se congratuló de que la ofensiva militar lanzada el pasado día 9 bajo el nombre operación Fuente de paz haya conseguido "prevenir el establecimiento de un Estado terrorista" en el noreste de Siria, en referencia a la administración autónoma del movimiento kurdo asociado a las YPG.
Destacó que la zona tomada actualmente por tropas turcas entre Ras al Ain y Tal Abiad "no es de mayoría kurda", sino que sus habitantes "son árabes en un 80 por ciento", pero insistió también en que una parte de la población kurda de la región tampoco estaba de acuerdo con el dominio de las YPG.
"Hay unos 350.000 kurdos refugiados en nuestro país que volverán a esta región tras el acuerdo", aseguró.
Çavusoglu reiteró igualmente la pretensión de Erdogan de convocar una conferencia internacional para recabar el apoyo financiero de los países europeos para asentar un importante número de refugiados sirios en la franja del noreste.
"Trabajaremos juntos con Rusia en el regreso de los refugiados y también hay probabilidad de reunirse con los tres países europeos", dijo Çavusoglu, en referencia a una posible cumbre con Alemania, Francia y Reino Unido en las próximas semanas.