La Junta quiere profesionalizar la educación ambiental

S.L.H
-

Es un aspecto que no puede dejar pasar, asegura, pues otras regiones han regularizado ya la situación laboral de los educadores ambientales. Quiere incorporar el desarrollo sostenible en estudios de grado y posgrado y crear una bolsa de empleo joven.

El Gobierno regional sostiene que la crisis económica supuso un freno para el desarrollo de programa de educación ambiental. - Foto: Miguel Ángel Valdivielso

El Plan Regional de Educación Ambiental (PREA), aprobado en mayo de 2003, fue durante muchos años el instrumento básico para la ordenación y la planificación de la educación y el voluntariado ambiental para la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha. Desgraciadamente, refleja el borrador de la Estrategia de Educación Ambiental que prepara el Gobierno de García-Page, la crisis económica supuso el freno para muchos de estos programas, especialmente en los pequeños municipios.
Por todo ello se hace necesario un nuevo impulso que permita rescatar los frutos positivos del PREA e incorporar nuevos enfoques y metodologías, siguiendo la hoja de ruta de la Unesco.
Coordinada por la Viceconsejería de Medio Ambiente de la Consejería de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural, la nueva Estrategia establecerá las líneas estratégicas, los objetivos y la propuesta de acciones alcanzables y evaluables. De este modo, se quiere canalizar la participación de la administración, las entidades sociales y la ciudadanía organizada, así como intensificar las iniciativas en diferentes ámbitos con el fin de avanzar hacia un futuro más sostenible.
Hasta el próximo 3 de mayo está abierto el periodo de información pública de la citada Estrategia con Horizonte 2030, si bien la Junta considera que la planificación a once años es excesiva, por lo que para el desarrollo de la misma se plantea un horizonte intermedio para 2025, fecha en la que deberá acometer un proceso de revisión que permita replantear este instrumento de planificación para el tramo 2025-2030.
EMPONDERAR A LA JUVENTUD. Entre los objetivos de la Estrategia de Educación Ambiental de Castilla-La Mancha figuran emponderar y movilizar a la juventud, fortalecer las capacidades educadoras o acelerar las soluciones sostenibles en el plano local.
Para ello, el Gobierno regional se ha propuesto profesionalizar la educación ambiental, ya que en otras comunidades autónomas ya se han dado pasos en la visibilización y regularización de la situación profesional y laboral de los educadores ambientales, mientras que en la región es una asignatura pendiente. 
Del mismo modo, entre los planes de la Junta está analizar e impulsar la incorporación del desarrollo sostenible en los programas de estudio de grado y posgrado; desarrollar una bolsa de empleo (’Empleaverde joven’) y crear un perfil de educador/a en desarrollo sostenible especializado en el medio rural y municipal.
El documento, consultado por La Tribuna, recoge además la creación de una Comisión de Educación Ambiental, al menos con las consejerías competentes en educación, medio ambiente, consumo y juventud; además de favorecer la creación de asociaciones profesionales.
En el ámbito educativo, el Gobierno autonómico persigue la actualización y el fortalecimiento de la metodología Agenda 21 escolar y la creación de un espacio de asesoramiento y formación permanente sobre la Estrategia de Desarrollo Sostenible para el profesorado.
De la mano de los agentes que impulsarán la Estrategia, se fomentará la creación de programas en los medios de comunicación y se diseñará un espacio web sobre esta materia.
FORMAR AL SECTOR DE LA CAZA Y PESCA. En el plano local, la Estrategia favorecerá la inclusión del desarrollo sostenible en futuros planes de Desarrollo Rural y fomentará la búsqueda de alianzas y sinergias entre los agentes del territorio. Al mismo tiempo, creará un grupo de trabajo entre la Administración autonómica y la local y promoverá la formación en materia de desarrollo sostenible a los emprendedores locales interesados en el sector ecológico.
Por último, favorecerá la formación y el conocimiento sobre la Estrategia de Desarrollo Sostenible a otros colectivos y sectores como el agropecuario, el de caza y pesca o el sector del turismo rural.