El universo de Serzo en Madrid

A.D.
-

El pintor albacetense, artista multidisciplinar, presenta en el Museo ABC 'Ensayos para una gran obra', una colección centrada en el dibujo, para la que ha utilizado como fuente de inspiración dos obras Pinazo y Sileno

Una de las obras que José Luis Serzo presenta en el museo madrileño hasta el 1 de marzo de 2015. - Foto: Europa Press

El Museo ABC de Madrid, calle Amaniel número 29, es el escenario de los secretos y leyendas del albacetense José Luis Serzo, invitado del programa Conexiones, con el que la Fundación Banco Santander y el centro contribuyen a acercar a todos el arte actual, en este caso hasta el 1 de marzo, los dibujos de este gran artista.
Ensayos para una gran obra, comentó el artista a La Tribuna de Albacete «se inserta en un programa de exposiciones que hace el Museo, en colaboración con la Fundación Banco Santander, Conexiones, con Óscar Alonso Molina como comisario, que eligió a un artista como yo, valorando uno de los rasgos de nuestro trabajo. La pauta era elegir una de las obras de la Fundación Banco Santander y otra del Museo ABC y a partir de ahí desarrollar una nueva serie. Elegí un cuadro de Ignacio Pinazo, una alegoría que se llama Ninfas y amorcillos, un boceto del siglo XIX, una maravilla y de algún modo, suponía un reto, incluso para vencer prejuicios».
Recupera Serzo dos de sus personajes como protagonistas de su trabajo Blinky y Maya, su hija, no sólo para construir toda una obra alrededor de esa cuadro de Pinazo, más bien estudiar lo que había tras éste como alegoría. Del Museo ABC escogió otra obra de Sileno, El árbol Noel, de 1935, «un dibujo muy sencillo -decía- pero que de algún modo a mí me servía como esqueleto conceptual de todo lo que hay tras una exposición. Es una gran pregunta que tienen dos niños, que de alguna manera, para mí eran metáfora del misterio que se va a desarrollar durante toda la exposición; una metáfora, al fin y al cabo, de la construcción de una gran obra que dura como la misma vida».
Aquí está el universo de Serzo, iconos de series anteriores que han servido a Blinky para llegar donde está, «porque es como el bagaje personal y aparece lo que todos tenemos, incluso las heridas que nos han servido para considerarnos omo personas, para avivar la esperanza junto a mi hija Maya, a quien dedico la serie. De algún modo, es lo que también estoy viviendo como padre, es un homenaje al gran aprendizaje y regalo con ese ser tan puro que es mi hija, como cualquier niña, es un canto a la vida».