scorecardresearch

Una calle de Hellín que cambión de nombre en marzo de 1917

G.G.
-

Con Juan Baídez de alcalde, el Pleno quiso homenajear «al ilustre escritor Joaquín Dicenta» y dio su nombre a la calle Cautivo

José María Silvestre vivió en el número 8 de la calle Cautivo - Foto: G. G.

La calle Cautivo, que en las últimas semanas ha sido actualidad por la propuesta realizada por varios vecinos para que se pusiera una placa de homenaje al alcalde republicano José María Silvestre, que tuvo una vivienda en el número 8, en donde ofrecía sus servicios profesionales como abogado, también está relacionada con Joaquín Dicenta Benedicto, escritor, periodista y político, autor del reconocido drama teatral, Juan José, que durante varios años se representaba el día del trabajo en los mejores teatros. Dicenta, que fue director del diario republicano El País, nació en Calatayud en 1862 y falleció en Alicante el 21 de febrero de 1917, está relacionado con Hellín y la calle Cautivo, ya que un mes después de su muerte, siendo alcalde Juan Baídez Serrano, el pleno del Ayuntamiento aprobó que dicha calle se llamara de Joaquín Dicenta, con el fin de rendirle «un merecido homenaje».

Propuesta en el pleno. Efectivamente, en el pleno del 9 de marzo de ese año, el concejal hellinero Francisco Silvestre presentó la propuesta manifestando que «un eminente literato, gloria de la Nación, en este concepto y en el de hombre honrado, e incansable propagador de las modernas ideas, don Joaquín Dicenta, ha fallecido: la muerte de hombres Ilustres producen sentimiento mundial, pero cuando como Dicenta es compatriota que esta corporación acuerde que conste en acta un patriótico dolor por tan lamentable pérdida y que, en memoria de su nombre, la calle del Cautivo de esta población se llame calle de Joaquín Dicenta, costeándose las placas correspondientes el propio Ayuntamiento». La corporación acordó la proposición por unanimidad. Dos semanas después, en el pleno del 23 de marzo el mismo concejal preguntó al alcalde sobre la respuesta «de la familia del ilustre escritor» al telegrama de pésame por la defunción. El presidente de la corporación dijo que la familia no había contestado a dicho telegrama, pero que, no obstante, «están encargadas las placas que han de colocarse en la calle que llevará su nombre». Joaquín Dicenta colaboró en el periódico El Liberal y publicó sus primeros poemas en la revista Edén. Su primera obra teatral la estrenó en 1888 y escribió numerosas novelas, cuentos y piezas de teatro, prosa y verso. El célebre autor participó en la creación y fundación de gran parte de los periódicos y revistas de finales del siglo XIX y principios del XX. Dirigió dos de las publicaciones más importantes de la época, el diario republicano El País y el semanario Germinal que apareció el 30 de abril de 1897, que insertaba ensayos, poesía y literatura de contenido social y agrupaba a bastantes autores del naturalismo, o más bien un grupo ecléctico de utopistas honestos, republicanos y anticlericales independientes que se autodenominaba Gente nueva, disconforme con la sociedad española de entonces como Eduardo Zamacois, Nicolás Salmerón y otros más conocidos, como Ramiro de Maeztu, Ramón María del Valle-Inclán o Jacinto Benavente. Fue concejal republicano del Ayuntamiento de Madrid desde mayo de 1909. Cuenta con una calle dedicada en el barrio de la Ventilla y un colegio público. Murió en febrero de 1917 en Alicante, siendo enterrado en el cementerio civil de San Blas «por ser ateo confeso».

Y volviendo a la actualidad y la relación entre el alcalde republicano José María Silvestre y el autor de Juan José, hay que recordar que tras la polémica surgida por la solicitud de colocar una placa homenaje en la calle Cautivo, al alcalde hellinero, fusilado tras la Guerra Civil, finalmente se ha aprobado que el Archivo Municipal lleve su nombre.

(Más información en la edición impresa o en la APP https://latribunadealbacete.promecal.es)