scorecardresearch

La alegría regresó a las calles de Albacete

A.G.
-

Pequeños y mayores disfrutaron con la recepción a los Reyes Magos y la posterior cabalgata, en la que se adoptaron varias medidas de prevención para tratar de evitar aglomeraciones

El rey Melchor saluda a las miles de personas que quisieron recibir a los Reyes Magos en la Plaza de Toros. - Foto: José Miguel Esparcia

Después del extraño día de Reyes Magos de 2021, en el que no hubo cabalgata a causa de las medidas de prevención sanitaria, la jornada más ilusionante del año volvió a ser ayer muy similar a las de años anteriores en Albacete. Eso sí, hubo cambios para evitar aglomeraciones en la medida de lo posible, pero lo más importante fue que todos los niños que lo desearon pudieron ver a Melchor, Gaspar y Baltasar antes de volver a sus casas para acostarse pronto a la espera de la visita nocturna de Sus Majestades de Oriente.

Como es habitual, la Plaza de Toros fue el punto de recepción de los Reyes Magos a su llegada a la capital albacetense, aunque antes de visitar La Chata, quisieron cumplir con otras dos de sus visitas tradicionales, a la Institución Benéfica del Sagrado Corazón, más conocida como Cotolengo, y la Residencia Miguel Muñoz de Gea de Asprona. Allí pudieron saludar a sus usuarios, acompañados del alcalde de Albacete, Emilio Sáez, y de otros integrantes de la Corporación municipal.

Mientras, las gradas del coso albacetense iban poblándose rápidamente de familias que no querían perder la oportunidad de saludar a sus majestades. En esta ocasión, el aforo estuvo limitado en la plaza, donde las puertas se abrieron a las 15,15 horas y media hora después comenzaba un espectáculo previo, a cargo del grupo Pica Pica. Sus integrantes (Belén Pelo de Oro, Nacho Bombín y Emi Bombón) celebran en estas fechas su décimo aniversario con una gira especial y, al igual que en 2020, hicieron bailar a los asistentes con un repertorio que conjuga canciones propias y tradicionales, acompañadas en el baile por algunos de los personajes que las protagonizan.

Concluida la actuación, el presentador Francis Zafrilla anunció el momento más esperado por todos: la entrada de los tres Reyes Magos. Llegaron en calesas tiradas por caballos, para que los camellos pudieran descansar de su largo viaje, y su entrada al ruedo motivó una intensa ovación, así como preciosas imágenes de las caras de emoción de los más pequeños (y de muchos de los adultos que los acompañaban).

Antes de dar varias vueltas para saludar a los asistentes, sus Majestades anunciaron que esta vez no traían carbón para nadie en Albacete, recordando también que su magia no llega a veces para cumplir con la gran cantidad de deseos que incluyen las cartas. Mientras, el alcalde aprovechaba para pedirles que traigan salud a todos los albacetenses y tuvo palabras de recuerdo para quienes nos dejaron durante esta pandemia.