Padres y docentes apuestan por «racionalizar» los deberes

M.D.M.
-
Padres y docentes apuestan por «racionalizar» los deberes - Foto: Jonathan Tajes

Las AMPA piden que las tareas de casa sean para fomentar hábitos de estudio, pero no para «adelantar el temario»

El debate no es nuevo aunque un reciente estudio de la Unión Europea con datos del informe PISA lo ha vuelto a poner sobre la mesa: ¿deberes sí o no?, es la eterna pregunta a la que desde hace tiempo la comunidad educativa trata de poner respuesta. 
Las organizaciones de padres tienen claro que «no se puede seguir mandando a los estudiantes tantos deberes como hasta ahora»  e incluso abogan «por suprimirlos» y desde colectivos de docentes como el sindicato ANPE reconocen estar dispuestos a afrontar este debate y la necesidad de «racionalizar» las tareas. Eso sí, siempre respetando los «criterios pedagógicos» de los docentes».
El citado informe en el seno de la Unión Europea, con referencias al estudio PISA, advierte que, en todo el país, de media a la semana, los alumnos dedican unas dos horas más a hacer deberes en casa que las que tienen que destinar los alumnos europeos.
Si la media en toda Europa es de 4,8 horas para deberes a la semana, en España se eleva hasta las 6,5 horas y Castilla-La Mancha es una de las comunidades «donde esto es así y todavía no se ha tomado ninguna medida para rebajar la carga de deberes en los alumnos». Así lo puso de relieve la presidenta de la Federación de Asociaciones de Padres y Madres de Alumnos (FAPA)María Moliner, Rosario Pérez.
Consideró que «no tendría que haber deberes, al menos en tareas entendidas como adelantar el temario, porque esto genera discriminación entre los niños de las familias que no tienen dinero para pagarles clases de refuerzo, porque ellos carecen de conocimientos o de tiempo suficiente para ayudar a sus hijos y aquellas familias que sí disponen de los recursos».
En la misma línea se pronunció la presidenta de la FAPA Albacete, Carmen Alarcón, que consideró que, además, «habría que suprimir especialmente los deberes en la etapa de Primaria, no puede ser que niños tan pequeños tengan que dedicar ya tantas horas después de salir de clase a realizar estas tareas». Reiteró también el hecho de que los deberes «agudizan las diferencias entre los alumnos en función de sus circunstancias socioeconómicas».
Rosario Pérez sí se mostró partidaria de tareas que puedan generar hábitos de estudio o trabajos en grupo para favorecer la creatividad, «pero siempre que el temario se pueda dar en clase, no que los padres tengamos que hacer de profesores porque hay quien no sabe o no puede».
Desde ANPE, su responsable de Comunicación en Albacete, Manuel Tébar, subrayó que en este debate se debería  reclamar también «una verdadera política de conciliación de la vida familiar y laboral cuya problemática no es ajena a la escuela». 

(Más información en la edición impresa).