Vapeadores, un sector en auge

Javier D. Bazaga (SPC)
-

La compañía Imperial Brands ha constituido en España Myblu, una sociedad para desarrollar el sector del vapeo que ya en 2017 facturó más de 70 millones de euros

Vapeadores, un sector en auge - Foto: JUAN LAZARO

En España solamente vapea un 1,3 por ciento de la población adulta (unos 450.000 usuarios), cifra muy por debajo de la de países donde esta práctica está más asentada, pero que hace precisamente que sea un sector con enorme potencial de crecimiento teniendo en cuenta que el dato alcanza el 6,2 por ciento en el Reino Unido, o el 4,2 en Francia.
Es por eso que la compañía Imperial Brands ha constituido en España Myblu, una sociedad para impulsar y desarrollar este mercado que resurge tras el boom que experimentó entre 2013 y 2014, cuando se llegaron a abrir hasta 3.000 tiendas especializadas en suelo patrio. De hecho, el sector del vapeo alcanzó una facturación de más de 70 millones de euros en 2017, lo que supuso un incremento del 28,2 por ciento con respecto al ejercicio anterior.
Los datos de ventas evidencian que el vapeo es un sector en auge y «con el conocimiento y la experiencia adquirida en otros países, el grupo llega al nuestrodispuesto a liderar el mercado», aseguró durante la presentación de Myblu su director general, Javier Hernández, firma que está ya presente en Europa en Alemania, Francia, Italia y el Reino Unido.
Myblu ya ha comenzado a comercializar sus productos en una estrategia de expansión en tres fases que culminó hacia la mitad sur de la península, aunque destacan su apuesta por los estancos como punto principal de venta de sus productos. Un canal idóneo por su alta capilaridad con cerca de 13.000 establecimientos repartidos por toda la geografía nacional, y por ser el punto de referencia del consumidor habitual de tabaco, ya que es el perfil de cliente potencial de esta nueva categoría de vapeo. 
Tanto es así que, más del 96 por ciento de los usuarios declara que lo emplea para reducir el consumo de cigarrillos, y hasta un 70 por ciento asegura que ha llegado a sustituirlos por el vapeador.