La cabecera del Tajo, en situación hidrológica excepcional

L.G.E.
-

Entrepeñas y Buendía han bajado a nivel 3 al almacenar menos de 631 hectómetros. Eso hará que el trasvase se reduzca de 38 en agosto a 20 en septiembre

Así estaba Entrepeñas en mayo, con las lluvias de la primavera. Ahora la cabecera del Tajo ha vuelto a los niveles de febrero. - Foto: Javier Pozo

Se veía venir. El último trasvase de agosto se autorizó por los pelos en nivel 2. Y antes de que haya terminado el mes los embalses de cabecera han bajado a nivel 3 de situación hidrológica excepcional.
El informe técnico que se hizo para avalar ese trasvase de agosto pronosticaba que los embalses de cabecera del Tajo bajarían al nivel 3 a comienzos de septiembre.Pero han perdido tanta agua este mes que Entrepeñas y Buendía bajaron de nivel el pasado viernes. El Servicio Automatizado de Información Hidrológica del Tajo, el SAIH, registraba ese día 629 hectómetros cúbicos sumando ambos pantanos, lo que los deja por debajo de los 631 que se ponen de umbral en septiembre, que es cuando se podría autorizar el próximo trasvase.
En concreto Entrepeñas tenía el viernes 333,5 hectómetros cúbicos, lo que representa el 41,03% de su capacidad. Buendía tenía menos, con 296,02 hectómetros cúbicos, lo que supone solo el 17,36% de todo lo que podría embalsar.
Si la cabecera del Tajo no se recupera y el primer día de septiembre sigue por debajo de los 631 hectómetros cúbicos, el trasvase que se podrá autorizar ese mes ya no será de 38 hectómetros cúbicos, que es lo que se permite en nivel 2. Como mucho podrá ser de 20.
Eso parece que será lo que ocurra el próximo mes, pues es difícil que los pantanos ganen mucha agua en lo que queda de agosto. Tendría que llover de manera abundante y además se tendría que dejar de trasvasar al nivel que se está haciendo. Por el canal del Tajo-Segura salen de media 24 metros cúbicos por segundo.
El vocal de los Municipios Ribereños en la Comisión de Explotación del Acueducto, Francisco Pérez Torrecilla, aseguró a La Tribuna que este verano se está trasvasando más que nunca, porque no solo se están mandando los hectómetros de los trasvases aprobados este verano, sino también los autorizados anteriormente que no se habían enviado por estar el canal paralizado por obras de mantenimiento y reparación.

El informe del Cedex calcula que no se recuperarán en un semestre.
Parece que lo de estar en situación hidrológica excepcional debe ser la tónica en los embalses de cabecera del Tajo. El Centro de Estudios y Experimentación de Obras Públicas, el Cedex, es el organismo público que hace todos los meses el informe técnico a la Comisión de Explotación del Tajo-Segura y en el último que realizó, el del mes de agosto, pronosticaba que los embalses no se recuperarán del nivel 3 durante cinco meses. Su augurio llega hasta el mes de enero de 2021, así que como mínimo habría que esperar a que llegue otra primavera lluviosa, algo que no siempre pasa, para que Entrepeñas y Buendía volvieran al nivel 2 de llenado, como han tenido hasta el pasado jueves.
Fue en marzo cuando los dos embalses superaron el umbral que  marca el nivel 2 y que va variando según el mes (para marzo es 591 hectómetros cúbicos). Desde entonces se han ido aprobando mes tras mes trasvases automáticos de 38 hectómetros cúbicos hasta el último en el mes de agosto. Han sido seis, que han sumado 228 hectómetros cúbicos autorizados para el Segura.
Según los cálculos del Cedex, los embalses de Entrepeñas y Buendía, que en estos momentos están en 629 hectómetros cúbicos podrían seguir perdiendo agua hasta llegar a los 526 en el mes de diciembre.