Emergentes y declinantes

C. Guzmán
-
Ramis y Anquela, entrenadores del Albacete y Oviedo, se saludan en los prolegómenos de un partido reciente. - Foto: José Miguel Esparcia.

El ritmo del Albacete durante la segunda vuelta de la liga está por debajo de la mayoría de sus rivales por un puesto de 'playoff'

Las temporadas futbolísticas registran altibajos en los equipos que componen las diversas categorías, y más en una Segunda División extraordinariamente dilatada en el tiempo que acaba con el fin de la liga regular o, en el caso de los elegidos, con la disputa del playoff de ascenso.
En el caso que nos ocupa, cuando se han disputado 30 jornadas y, por tanto, se está a punto se alcanzar los tres cuartos de la competición, el transcurso de la segunda vuelta ofrece datos que pueden ilustrar acerca de la trayectoria de los distintos equipos que conforman la categoría, algunos de ellos singularmente elocuentes. Conjuntos emergentes y otros declinantes, en fin.
En una situación intermedia dentro del ramillete de equipos que han perdido terreno se encuentra el Albacete Balompié, que perdió los tres primeros partidos de 2019 y más tarde acumuló otras cuatro jornadas sin conocer la victoria a las que puso fin el pasado sábado con una apurada victoria frente a un luchador Extremadura en el Carlos Belmonte.

(MÁS INFORMACIÓN EN LA EDICIÓN IMPRESA)