El Servicio Contra Incendios quiere convocar 10 plazas más

Ana Martínez
-

El parque municipal cuenta con 98 bomberos en Extinción y Salvamento que, repartidos en cinco turnos, realizan una media de tres intervenciones operativas al día

Imagen de una de las prácticas reales que realizan los bomberos. - Foto: Rubén Serrallé

Tendrá que ser la nueva Corporación municipal que salga de las urnas el próximo 26 de mayo, si así lo estima necesario, la encargada de llevar a cabo la convocatoria de 10 nuevas plazas para el Servicio Contra Incendios (SCI) de Albacete dentro de los ejercicios 2020 y 2021. Se sumarán así a las siete que ya figuran en la Oferta de Empleo Público (OEP), aprobada en 2018 por el Ayuntamiento de Albacete, plazas que en estos momentos están ocupadas por el personal interino que integra la bolsa de trabajo; y otras tres que deberían figurar en la OEP de 2019.
La aspiración del SCI es que entre 2020 y 2021 se convoquen otras 10 para ir cubriendo las jubilaciones que se van a ir produciendo, hasta alcanzar los 123 funcionarios que debe tener el parque municipal de bomberos, si bien, en opinión del concejal de Seguridad, Francisco Navarro, «no existe carencia de personal en este servicio, no hay una necesidad urgente, aunque es deseable que esas 20 plazas que serán necesarias hasta 2022 se vayan cubriendo».
Bomberos de Albacete cuenta en estos momentos con 113 funcionarios, 11 de los cuales pertenecen a Dirección, Prevención y Mantenimiento, mientras 98 están destinados directamente al servicio de Extinción y Salvamento, según datos facilitados a este diario por el jefe del SCI, Eduardo Cuevas. 
Casi un centenar de bomberos municipales que, distribuidos en cinco turnos de trabajo, realizan una media de tres intervenciones operativas al día: «Cada turno cuenta con dos sargentos, tres o cuatro cabos y el resto son bomberos conductores hasta alcanzar una media por turno de 18 a 20 funcionarios, entre los que también se encuentra el operador de la central de comunicación, coordinación y mando, que es el alma del parque de bomberos», explica Cuevas.
A lo largo de 2018, el SCI recibió 2.741 llamadas al 080. De ellas, 646 fueron realizadas por el 112 y 341 por la Policía Local. Pero en Bomberos no se alimentan exclusivamente de las llamadas de emergencia. No en vano, de las 2.070 intervenciones realizadas el pasado año, 1.115 obedecieron a cuestiones técnicas y de prevención, mientras 955 fueron las actuaciones operativas, algo más de la mitad salvamentos que los bomberos tuvieron que resolver ante fuertes rachas de viento -desprendimientos de fachadas, caída de árboles, cartelería...-, achiques de agua por inundaciones, apertura de puertas, asistencia a animales, limpieza de calzadas por accidentes de tráfico…
Resulta llamativo el paulatino aumento de salvamentos que se ha producido en los últimos tres años. Mientras en 2016 se realizaron 296 y en 2017 casi 400, en la memoria de 2018 figuran 483 salvamentos, un incremento que el jefe del SCI atribuye a los efectos del cambio climático: «Cada vez son más los episodios de lluvias torrenciales que inundan las zonas llanas de nuestro término municipal como el Hondo de la Morena o Casas Viejas; también son más frecuentes las rachas de viento que alcanzan velocidades muy importantes y afectan bastante a los edificios, a lo que se une el importante nudo de comunicaciones en el que se ha convertido Albacete con las autovías y el AVE, una conexión que es muy buena pero que atrae muchísimo tráfico, sobre todo los fines de semana, así como mucho tráfico de transporte de mercancías peligrosas».

MÁS INFORMACIÓN EN EDICIÓN IMPRESA