Condenan a seis años de prisión al portero de un pub

Josechu Guillamón
-
Imagen del portero durante su declaración en el juicio. - Foto: Rubén Serrallé

Según la sentencia, el procesado agarró a un cliente ebrio, le propinó un puñetazo, lo levantó en vuelo y lo lanzó contra el suelo, lo que provocó que sufriera una pérdida grave de olfato

La Sección Segunda de la Audiencia Provincial ha condenado al portero de un pub de la capital a seis años de cárcel por agredir a un cliente ebrio y provocarle lesiones que le causaron la pérdida del olfato. Además, la sentencia también establece que no pueda trabajar como vigilante o portero de seguridad durante el tiempo de la condena y que pague las costas. 
El Tribunal considera probado que, sobre las cuatro de la madrugada del día 25 de diciembre de 2015, E.M.R. se encontraba trabajando en un pub de la calle Concepción de Albacete, empleado con la categoría profesional de conserje-portero. 
En cumplimiento de las funciones que tenía encomendadas se enfrentó con un joven, H.O.M., que se hallaba bajo los efectos de las bebidas alcohólicas, aunque no ha quedado debidamente acreditado que éste llegase a golpearle, como mantenía el acusado. 
Cuando el joven abandonaba el lugar, el portero le dio alcance, le propinó un puñetazo y, agarrándolo por el torso, lo levantó en vuelo para lanzarlo seguidamente contra el suelo. La sentencia añade que hubiese seguido golpeándole si no fuese separado por otras personas.
Como consecuencia de la agresión, el joven sufrió un traumatismo craneoencefálico que le ocasionó una hemorragia subaracnoidea y subdural en cuya curación se invirtieron 206 días, de los que 10 fueron impeditivos para sus ocupaciones habituales y el resto no impeditivos quedándole como secuela hiposmia (pérdida de olfato) de carácter grave.

MÁS INFORMACIÓN EN EDICIÓN IMPRESA