Ecologistas denuncia la muerte de 4 linces por cazadores

Redacción
-

La asociación informaba ayer de que las dos últimas muertes se han registrado el pasado mes de septiembre. Uno de los ejemplares murió en un lazo, otra en un cepo y dos por disparos

Ecologistas denuncia la muerte de 4 linces por cazadores

Ecologistas en Acción (EA) desvelaba este jueves que este año ya han podido constatar la muerte de cuatro linces del programa de reintroducción puesto en marcha por el proyecto Life+Iberlince en la comarca de los Montes de Toledo y del que ahora se hace cargo la Junta de Castilla-La Mancha.
Señalan desde la asociación conservacionista que estas muertes se han producido por actividades relacionadas con la caza en fincas y cotos de la zona de los Montes de Toledo, en territorio de la provincia toledana, y concretan que las dos últimas se produjeron el pasado mes de septiembre. Los casos verificados, explicitan desde EA, «corresponden con una muerte en un lazo, otra en un cepo y dos por disparos con escopetas de caza».
En un comunicado, lamentan desde Ecologistas en Acción que este esté siendo «un año trágico para los linces ibéricos en Castilla-La Mancha», especialmente en la provincia de Toledo y, lamentan que desde que se tienen estadísticas de mortalidad de lince ibérico «en este siglo no se había producido una cifra tan alta de muertes debidas a la caza ilegal de linces en una zona tan concreta y en un espacio de tiempo tan corto».
En todos los casos, los cuatro a los que se refieren, las muertes de linces han tenido lugar por el empleo de medios de caza, bien sea durante el desarrollo de actividades cinegéticas permitidas o por el empleo de métodos de control de predadores, denuncia EA.
Y añaden que la distinta naturaleza de los casos «hace aún más preocupante la situación», pues las muertes se han producido en distintas fincas y cotos de caza de los Montes de Toledo, «en áreas en teoría sujetas a mayor vigilancia por ser objeto del desarrollo del programa de reintroducción y recuperación de esta especie en peligro de extinción».
«Todo apunta a que, lejos de lo que se suponía, el lince ibérico no está efectivamente protegido, sobre todo frente a las prácticas cinegéticas, legales o no, y que no solo se están dando en Castilla-La Mancha, sino también en Extremadura o Andalucía», reprocha EA.
Prácticas, recriminan Ecologistas, «que perviven enquistadas en el sector de la caza y que, por desgracia, se regulan deficientemente por parte de unos gobiernos regionales, en particular el de Castilla-La Mancha, más interesados en evitar el conflicto con los cazadores que en la protección efectiva de nuestras especies más amenazadas».
Ante la gravedad de los hechos, Ecologistas en Acción ha remitido un escrito al Consejero de Desarrollo Sostenible de Castilla-La Mancha pidiendo transparencia en la información sobre la especie, así como los detalles de los expedientes informativos y sancionadores abiertos por estos u otros casos de mortalidad directa de linces que se hayan producido en este año.
Se reclama asimismo que, ante el inminente inicio de la temporada de caza, «se cierren cautelarmente los cotos donde han aparecido los linces muertos hasta que se aclaren los hechos y se recupere la zona del daño causado».
Ecologistas en Acción muestra su preocupación porque estos casos no se hayan hecho públicos hasta ahora y pedirá una explicación al respecto, «ya que hasta hace no mucho el proyecto Iberlince y las entidades que participan de él eran muy diligentes a la hora de informar de estas situaciones», sentencian.